Madrid abre hoy el plazo para pedir hasta 14.500 euros por hijo para madres menores de 30 años

La prestación consiste en un abono mensual de 500 euros desde el quinto mes de embarazo hasta que el niño cumpla dos años

Alumnos y profesores de una guardería en la Comunidad de Madrid
Alumnos y profesores de una guardería en la Comunidad de Madrid FOTO: David Fernández EFE

Hoy es el día. A partir de este 1 de enero, las madres de hasta 30 años y con unos ingresos de hasta 30.000 euros al año que residan en la región madrileña pueden solicitar las ayudas a la natalidad, de hasta 14.500 euros por hijo, habilitadas por la Comunidad de Madrid.

El Boletín Oficial de la Comunidad de Madrid (BOCM) publicó el 27 de diciembre las normas reguladoras y el procedimiento de concesión directa de dichas ayudas, que entrarán en vigor a partir de hoy con la apertura del plazo de presentación de solicitudes. Una vez aprobada la solicitud, se reconocerá el derecho a la prestación desde el mes en el que fue presentada y los pagos se realizarán mensualmente a través de una transferencia.

La prestación consiste en un abono mensual de 500 euros desde el quinto mes de embarazo hasta que el niño cumpla dos años. Así, podrán optar a estas ayudas las mujeres que, a 1 de enero, estén en la semana 21 de gestación o siguientes, así como las madres que hayan tenido un hijo o las personas que hayan adoptado a un menor a partir de esa fecha. Esta cantidad se incrementará en la misma cuantía por cada niño adicional cuando se trate de gestaciones, nacimientos o adopciones múltiples.

El pago se prolongará hasta el último día del mes en el que el menor cumpla los dos años salvo en el caso de las adopciones, en las que el abono de las 24 mensualidades no tendrá en cuenta la edad del menor, sino que comenzará con la inscripción de la adopción en el Registro Civil.

Las personas que opten no podrán superar los 30 años de edad y deberán acreditar que han estado empadronadas de forma ininterrumpida, en una o varias localidades de la Comunidad de Madrid, durante al menos los diez años inmediatamente anteriores a la fecha de solicitud. También deberán residir en la región durante el periodo de abono.

La presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, anunció en junio durante su debate de investidura este plan de natalidad enfocado a la “protección de la maternidad como uno de los ejes más importantes de la Legislatura”.

Estas subvenciones forman parte de esta Estrategia de apoyo a la para garantizar los derechos de todas las familias madrileñas, independientemente de su número de miembros o situación personal, y evitar que la falta de posibilidades económicas les obstaculice la formación de un proyecto común.

La percepción de estas subvenciones es compatible con el desarrollo de cualquier actividad laboral remunerada por cuenta propia o ajena, aunque la beneficiaria no podrá superar los 30.000 euros anuales de renta en tributación individual o los 36.200 en tributación conjunta para toda la unidad familiar.

Dotación inicial de 20 millones de euros

El presupuesto inicial para dotar estas ayudas durante 2022 es de 20 millones de euros, cantidad que se podrá ampliar en función del número de peticiones que se tramiten favorablemente para que todas las personas que cumplan los requisitos puedan recibirla.

Las solicitudes, que estarán disponibles en la web institucional de la Comunidad de Madrid, podrán presentarse telemáticamente a través de la sede electrónica de la Comunidad de Madrid o, presencialmente, en cualquiera de los registros oficiales de la administración autonómica.

La consejera de Familia, Juventud y Política Social de la Comunidad de Madrid, Concepción Dancausa, cifró en unas 3.000 mujeres las que pedirán la ayuda regional a la natalidad para menores de 30 años, que no descarta extender a más mujeres en el futuro, según explicó en una entrevista reciente.

Más de 3.000 mujeres beneficiarias

“Hemos calculado en alrededor de 3.000 las personas beneficiarias pero el universo que creemos es de 8.000 como mínimo”, indicaba Dancausa, para añadir que “la idea será extenderlo”.

El equipo administrativo ya está preparado, al igual que la aplicación. El plazo máximo de resolución de la ayuda es de tres meses y el pago de la ayuda será mensual.

“Es una medida muy costosa y es la primera vez que se pone en marcha una medida de este calibre. Con ella nos acercamos a la Unión Europea, donde hay ayudas. Espero que se sumen más instituciones. Creo que es una medida de Estado, no de una comunidad autónoma, pero nosotros hemos empezado por aquí”, subrayó