España

El primo de Almeida exculpa al alcalde y contradice a Medina sobre el correo del Ayuntamiento de Madrid

Carlos Martínez-Almeida ha declarado que pidió a la coordinadora de la alcaldía un mail genérico para facilitárselo a los comisionistas del “caso mascarillas”

El primo del alcalde Carlos Martínez-Almeida ha dejado fuera del “caso mascarillas” al alcalde de Madrid al exculparlo de toda intervención en el contacto con los comisionistas Luis Medina y Alberto Luceño para vender material sanitario a la administración pública en 2020. El familiar de José Luis Martínez-Almeida ha declarado este jueves como testigo en el Juzgado de Instrucción número 47 -a cargo de la causa- y ha contradicho lo que en su día alegó Medina: el correo que le facilitaron no iba dirigido a la encargada de las compras en el consistorio, Elena Collado, sino a la coordinadora general de la alcaldía, Matilde García Duarte.

La ensalada de nombres continúa creciendo en la investigación por estafa, falsificación documental y blanqueo de capitales a Medina y Luceño después de la versión de Carlos Martínez-Almeida ante el juez donde lo que ha dejado claro es que en ningún momento habló con su primo al frente del Ayuntamiento. El juez Adolfo Carretero quería saber cómo se produjo el camino desde que Medina decidió que quería vender mascarillas, guantes y test Covid hasta que tuvo enlace en la administración pública.

Si ya el lunes la profesora de Universidad que hizo de primer eslabón en la cadena, María de la Ceboza, reconoció que había hablado con el familiar del primer edil, pero que hasta ahí llegó su gestión, hoy el primo de Almeida aceptaba que había sido el segundo en el engranaje pero con matices. Dice que él pidió un “correo genérico” a la coordinadora de la alcaldía, una persona muy cercana a Almeida, ésta se lo facilitó y él se lo dio a Medina. Sin embargo, para la abogada de Más Madrid que ejerce de acusación popular el ‘mail’ que allí se dijo no es genérico, sino que conduce directamente a este órgano de coordinación público. Una vía más corta, si así fuera, que la que tienen que seguir la mayoría de los ciudadanos.

Esto entra en contradicción con lo que el hijo de Naty Abascal declaró en su día señalando que su contacto allí había sido Elena Collado, la responsable de Hacienda a quien, por cierto, el juez tiene pendiente citar para escuchar su versión. Preguntado Carlos Martínez-Almeida sobre si alguien le puso en antecedentes de quién era Medina, él ha dicho hoy que sí.

La Fiscalía Anticorrupción no ha realizado preguntas algo que han destacado las acusaciones populares. El fiscal Luis Rodríguez Sol está centrado en acreditar los delitos que tienen que ver con la estafa de los dos comisionistas, mientras los partidos políticos personados buscan resquicios para encontrar si hubo tráfico de influencia. Además, como sucedió el pasado lunes, la abogada de Más Madrid ha solicitado el móvil del testigo para comprobar qué correos y en qué términos se intercambiaron, pero el magistrado no lo ha permitido. Algunas de estas incógnitas se despejarán cuando el Ayuntamiento conteste a la diligencia acordada por el juez: deben facilitar los correos “genéricos” a los que se enviaban este tipo de ofertas durante la pandemia.