El drama del PSOE madrileño: se queda sin voto joven y PP y Vox ya le superan

El electorado de entre 18 y 29 años prefiere a Más Madrid y a las fuerzas de derechas, tanto en la capital como en la región

El portavoz socialista Juan Lobato durante la rueda de prensa ofrecida en un pleno de la Asamblea de Madrid
El portavoz socialista Juan Lobato durante la rueda de prensa ofrecida en un pleno de la Asamblea de Madrid FOTO: Zipi EFE

A tenor de las últimas encuestas, el PSOE madrileño, tanto en la Comunidad como en el Ayuntamiento, aún no ve la luz al final del túnel. Llama la atención que un partido no ya con tradición, sino que ha gobernado el país durante más de dos décadas, lleve más de treinta años sin pisar Cibeles, y camino de alcanzar esa misma cifra sin ostentar el poder en Sol. Las últimas encuestas publicadas por NC Report para LA RAZÓN confirman una tendencia que apunta a histórica: en unas hipotéticas elecciones a la Comunidad de Madrid, el PSOE se quedaría como tercera fuerza con un 15,5% de los votos, por detrás de PP (45,5%) y Más Madrid (18,2%). Idéntico puesto –y podio– obtendría en el Ayuntamiento: un 12,5% de las papeletas, por detrás de Martínez-Almeida (41,6%) y Rita Maestre (25,1%).

Sin embargo, los sondeos de NC Report dejan entrever un daño colateral para los socialistas, y que, salvo un golpe de efecto, puede suponer un lastre no ya para los comicios de 2023, sino para los que se celebren después: el PSOE no cuenta con el voto joven. De manera tradicional, los electores de entre 18 y 29 años se suelen decantar por fuerzas de izquierdas. El problema para el PSOE no es que Más Madrid le supere en esa franja de la población; el auténtico drama para la formación que actualmente preside Juan Lobato es que PP y Vox también están por delante.

En lo que se refiere a los electores de entre 18 y 29 años de la capital, Más Madrid es quien lleva la voz cantante. El partido liderado por Rita Maestre contabiliza un 15,9% de las papeletas, seguida del PP –un 15,9%– y Vox –un 6,8%–. Es más, los socialistas, pese a ser la tercera fuerza con más apoyos según el sondeo de NC Report, bajarían hasta la quinta posición en cuanto al voto joven, con un 4,5% de las adhesiones. Antes que ellos se sitúa Cs, la quinta fuerza más votada. Así, el partido liderado por la vicealcaldesa Begoña Villacís obtendría un 5,1% del voto joven, pese a tener casi la mitad de papeletas que los socialistas. En resumen, la distancia entre Más Madrid y PSOE en cuanto a la adhesión de los jóvenes se ensancha hasta los 11,4 puntos porcentuales.

El voto joven en Madrid 1
El voto joven en Madrid 1 FOTO: M. Roselló

Solo delante de Podemos

En la Comunidad de Madrid, el resultado transita por una senda similar. Más Madrid, formación liderada a nivel regional por Mónica García, consigue hacerse con un 15,6% de los electores jóvenes. El PP de Isabel Díaz Ayuso se mantiene en la segunda posición, pero pisando los talones a Más Madrid: un 14,9%, a 0,7 puntos. Vox se sitúa en la tercera posición, con un 8,5% de los votos de entre 18 y 29 años. Y ya en el cuarto puesto, se encuentran los socialistas, con un 7,1% de los apoyos. Con todo, en esta franja concreta de los madrileños superarían a la última fuerza que obtendría representación en la Asamblea: Unidas Podemos. La formación morada obtiene, según NC Report, un 6,2% de las papeletas, mientras que acapara un 6,4% del voto joven.

En todo caso, la diferencia en los votos globales entre Más Madrid y PSOE, que es de 2,7 puntos, se ensancha hasta los 8,5 puntos si centramos el tiro únicamente en el electorado joven. De este modo, los malos resultados electorales de los socialistas cosechados en la capital en 2019 –la cuarta fuerza más votada– y en la Comunidad en 2021 –la tercera fuerza, convirtiéndose por primera vez en el «segundo plato» del electorado de izquierdas– no cuentan con visos de mejorar... salvo que en 2023 se presente un cabeza de cartel que cambie la tendencia.

En lo que respecta a Cibeles, si bien no hay candidato oficial, sí que hay candidata oficiosa: Mercedes González, delegada del Gobierno en la Comunidad de Madrid y antes concejala socialista en el Ayuntamiento. Así lo dejó apuntado Ferraz después de que, a finales del pasado año, creara la Agrupación Socialista de Gran Ciudad de Madrid. Una fórmula con la que el PSOE pretende reforzar el proyecto político socialista en la capital, con la función de dirigir la actuación política del grupo municipal y de las agrupaciones de distrito. González fue elegida secretaria general de esta nueva formación, lo que la perfila para enfrentarse a Almeida en el 2023.

El voto joven en Madrid 2
El voto joven en Madrid 2 FOTO: M. Roselló

Frente a Ayuso y García

Menos claro está el panorama en la Comunidad de Madrid. A día de hoy, la única cara visible de los socialistas es la de Juan Lobato. El ex alcalde de Soto del Real fue elegido secretario general del PSOE-M en las primarias celebradas el pasado mes de octubre, con un 61,23% de los votos frente a los 37,75 % que obtuvo su rival, Javier Ayala, alcalde de Fuenlabrada. En principio, su única labor era recomponer la estrategia regional de los socialistas. Sin embargo, a un año de celebrarse las elecciones, vuelve a surgir un debate que, desde el punto de vista del rédito electoral, ha hecho más mal que bien al PSOE. Ante la fuerza de una candidata cuya popularidad no decae, como es Isabel Díaz Ayuso, y ante el empuje de una candidata de izquierdas embravecida después de su excelente resultado electoral, como es Mónica García, ¿tiene el PSOE una cara de fuste para pelear con las dos? ¿O sería una «bala» desperdiciada y que, por mucho que mejorara los resultados de Ángel Gabilondo, acabaría cargando con el lastre de ser el «tercerón» en los comicios? Todo dependerá del contexto en que se celebren esas elecciones. Pero, si la situación se mantiene como hasta ahora, y con vistas a no «quemar» ningún activo del partido, no se descarta que el propio Lobato pueda ser el candidato.