Planes en Madrid

¿Es posible tomar un gran arroz en un club de pádel en Madrid? Te decimos dónde está

Lo descubrimos en Pozuelo. Es un muy buen restaurante, que ha evolucionado sin alejarse de la esencia con la que comenzó: mimar el producto de temporada

Restaurante Volea.
Restaurante Volea. FOTO: Jesús G. Feria La Razon

Hemos vuelto a Volea y nos sigue sorprendiendo el nivel gastronómico alcanzado. Óscar Portal y Jorge Dávila inauguraron este espacio, situado en el interior de Mad4Padel (Pozuelo de Alarcón), en el momento más crudo de la pandemia, con las restricciones en hostelería sin dar tregua. Tuvo lugar meses después de que Dávila dejara la sala de A’Barra y Álbora, restaurantes en los que logró la estrella Michelin, y el cocinero decidiera volver tras una época en Andorra e Ibiza. Juntos han revolucionado lo que en su día fue la cafetería de un club de pádel y hoy es un muy buen restaurante, que ha evolucionado sin alejarse de la esencia con la que comenzó: mimar el producto de temporada. En definitiva, que llegue a la mesa sin ser enmascarado. Mucho hemos oído hablar de sus arroces. Porque, si antes el 90 por ciento de los comensales eran apasionados del deporte de raqueta y sólo un diez acudía a disfrutar de la buena mesa, a día de hoy es todo lo contrario.

Dónde: La Pedriza, 6. Pozuelo de Alarcón. Tel.: 914 88 22 12. Precio medio: 30 euros. www.volea.net

Restaurante Volea.
Restaurante Volea. FOTO: Jesús G. Feria La Razon

Deporte y buena mesa

Nos decantamos por el de butifarra negra y pichón, que armonizamos con un Phylos, de la bodega Blas Serrano. Y, mientras lo degustamos, Óscar nos cuenta que lo elabora con el arroz de su amigo Edu Torres, productor de Molino Roca, al tratarse de un grano redondo, de muchísima calidad y gran contenido de amilosa. Destaca por cómo absorbe el caldo y aguanta la cocción. No fue nuestro caso, pero si una mesa se retrasa, el comensal encuentra su arroz en un punto perfecto. El resultado es un manjar tan sensacional, que prometemos reservar pronto para probar el del señoret de rape y calamar. O el de sepia y alcachofas, el de verduras o el meloso con cigalas, chipirones y ajetes. Óscar y Jorge, también asesor de Tatel, espacio al que se encorpora Juan Antonio Medina, saborean el éxito de su buen hacer. Sabemos que las setas y la carne de caza se encuentran en todo su esplendor, así que abrimos boca con un salteado de éstas con huevo escalfado y salsa de trufa. Estén atentos, porque, en unos días, una de las sugerencias será un arroz de boletus y foie. Las alcachofas a la brasa con foie y salsa de Oporto es una elaboración ligera, perfecta para quien se ha propuesto hacer deporte y cuidar la alimentación, lo mismo que la tortilla abierta con berros, tomate y mozzarella trufada y una excelente carne a la plancha: el ojo de bife con lechuga orgánica y un divertido plato, formado por lomo de buey madurado durante 30 días, entraña, lagarto de cerdo ibérico y chorizo criollo.