Madrid

La tercera mejor hamburguesa de España está en Alcalá (y también en Ponzano)

El éxito de Frankie Burgers les ha llevado a abrir local en la popular zona de Chamberí. Su carne es 100% de vaca de raza, picada diariamente a cuchillo

Una de las delicias de Frankie Burgers
Una de las delicias de Frankie Burgers FOTO: La Razón

Los más mayores del lugar, que no precisamente éramos pimpollos hace diez años, aún recordamos el boom de las hamburguesas gourmet. ¿Se acuerdan de aquel gag de «Los Simpsons», cuando le decían a Bart que se diera prisa en hacerse un tatuaje, porque el local iba a convertirse en un Starbucks? Con las hamburgueserías pasó igual. Cerrabas los ojos y un nuevo local ultra gastro top «hamburguesil» surgía. Eran los Pokémon de la gastronomía: había que probarlos todos y estaban en todas partes. La cosa se calmó, ciertamente. Los que fueron surgiendo a veces cumplían las expectativas y otras no –como los pimientos de Padrón, pero con carne–. Y solo quedaron los mejores. Hoy les vengo a hablar de una que sí les gustará y que a los más centralistas –los que frecuentan Madrid de la M30 para adentro– podrán disfrutar en igual medida que los afortunados que transitan el este: Frankie Burgers, que puede presumir de tener la tercera mejor hamburguesa de España, está en Ponzano y Alcalá de Henares.

Esta pequeña cadena nació en pleno estado de alarma de la mano de los jóvenes empresarios del grupo Monio, los mismos que le han dado una deliciosa vuelta gastronómica al Casino de Alcalá. Con el país encerrado en casa y su apetito intacto, Fran Rodríguez y Jesús Rivero, los socios, decidieron adaptar uno de sus locales en una cocina central enfocada en el delivery. Rápidamente, las hamburguesas se hicieron sumamente populares entre los alcalaínos. Los dueños, entonces, no tardaron en acariciar la idea de abrir una sede en la capital. En marzo de 2021, exportaron su deliciosa carta hasta la gastrocalle por excelencia, Ponzano, y, para el disfrute de los tabernarios modernos, se trajeron la Frankie Cheese Bacon, que nunca falta en el ranking de las mejores hamburguesas de Madrid.

De hecho, hace poco más de un par de meses, decidieron presentar la versión súper de esta deliciosa burger (con doble de todo y 250 gr de «filetaco») al II Concurso de Hamburguesas de España, que se celebró en el Museo Estrella Galicia de A Coruña. Aquí lograron el bronce en un torneo al que se apuntó una decena de locales, y a cuyo final llegaron solo diez elegidos, juzgados por gastrónomos tan reconocidos como el crítico José Carlos Capel, Pepe Solla o Iria Espinosa (estrella Michelin en Árbore da Veira), entre otros.

En Frankie hacen bien las cosas sin tonterías ni alardes marketinianos, y tal vez esta es la razón de por qué les va como les va. Todas las hamburguesas están ricas porque trabajan con carnes 100 % de vaca de raza, que pican a cuchillo a diario, en sus locales. El pan es brioche, blandito y tierno, nada gomoso. Aquí no hay una carta larga porque se centran en hacer poquitas cosas, pero buenas. Hay siete hamburguesas (la Frankie tiene opción normal o súper), tan apetitosas como la de guacamole, la de pollo (bien crujientita) o hasta alternativa vegetariana para los que quieran seguir las últimas recomendaciones médicas y políticas. Y si son de sabor potente, no se pierdan la de chili casero. Bien cárnico, claro.

Para compartir y completar el opíparo y americano festín, destacan sus estupendos nachos hechos a mano por una compañía especialista en tan mexicano bocado, y que ofrecen en un opulento baño de queso cheddar, chili con carne, crema agria, guacamole casero y pico de gallo (es el baño que elegiría Cleopatra de haber nacido hoy). También están muy ricas las alitas barbacoa y sus tiras de pollo crujientes y marinadas.

Sus salsas, por cierto, son todas caseras: es realmente adictiva la honey-mustard, es decir, miel con mostaza. Preparan hasta una vegana para los que huyen del huevo gallináceo.

Dejen un huequecito para el postre: tienen un chocolatoso brownie y la tarta de queso está bien buena. ¿Esperaban una recomendación para la operación bikini? Aquí, ya lo saben, comemos bien y nunca estamos a dieta porque somos body positive y todo eso.