Actualidad

Consejos para el cuidado de un enfermo de Alzheimer

Las personas que les asisten no deben olvidar en ningún momento que padecen una dolencia degenerativa

La sobrecarga del cuidador de una persona con Alzheimer es muy frecuente. Cuidar de una persona que padece esta enfermedad no es fácil, requiere mucho tiempo y energía, además de paciencia. Aunque la incapacidad del paciente para recordar es importante, hay muchos otros síntomas que recrudecen la convivencia con quienes sufren esta dolencia. Por eso, el cuidador debe implicarse en su justa medida. Intentar que el paciente viva con sus capacidades al máximo, pero sin olvidar que se trata de una enfermedad degenerativa que irá a peor por mucho que trabaje para que así no ocurra. Los cuidadores han de ser conscientes de ello para no acabar agotados emocional y físicamente. Es un trabajo muy bonito, gratificante, pero muy duro.

Publicidad