¿Cómo debo limpiar el coche en verano?

Está prohibido hacerlo en la vía pública y hay que tener en cuenta que el uso de algunos detergentes y utensilios puede dañar la carrocería o algunas piezas importantes

Lavado Istobal
Lavado Istobal FOTO: Istobal Istobal

En estos días de verano en que estamos de vacaciones, tenemos más tiempo y hace calor, es muy habitual dedicarse a lavar el coche y así horrarte unos euros en un lavadero. Pero hay que tener algunas precauciones básicas para que la carrocería o algunos órganos de la mima no se deterioren por el uso de jabones o materiales inadecuados. Los profesionales de la limpieza de automóviles nos dan algunos consejos que nos pueden servir de mucho para evitar consecuencias desagradables.

La primera condición debe ser la de tener un jardín propio o un terreno independiente para llevar a cabo la operación, ya que lavar le coche en la vía pública puede acarrearnos una multa. En la casi totalidad de las ciudades es una actividad prohibida. Solventada esta dificultad, hay que tener en cuenta otras precauciones.

Una vez manos a la obra debemos tener en cuenta que el uso de determinados detergentes, como los jabones de lavavajillas, puede ser nocivo para la pintura y reseca las partes de goma. Por otra parte, para eliminar la suciedad incrustada no use nunca balletas o estropajos con lana de acero, ya que producen arañazos. Se desaconseja asimismo frotar los faros o la carrocería con cepillos o esponjas abrasivas o el uso de refrescos de cola para la limpieza de llantas, neumáticos o cristales. Según Carlos Valls, responsable de lavado automático en Istobal, “el uso del lavavajillas líquido para lavar el exterior o la tapicería del coche podría resultar nocivo ya que suele secar las partes de goma del vehículo”.

Tampoco son aconsejables el champú del pelo o el uso de líquidos hidroalcohólicos para la limpieza de los asientos y superficies del interior, como el salpicadero. Tampoco debemos aprovechar el agua que haya caído por una tormenta para lavar el coche ni dejar secar el automóvil al sol, ya que son otras pautas a evitar según los expertos. Del mismo modo, desaconsejan la espuma para el horno para limpiar las llantas durante el verano, al ser un producto que puede resultar agresivo si esta parte del vehículo se encuentra a temperaturas muy altas. Quienes utilicen este detergente, deberán aplicarlo con cuidado, siempre a la sombra y recordando que, en general, no se trata de un producto biodegradable.

La aplicación de pasta de dientes para limpiar diversas partes coche es otra de las técnicas más extendidas. Hay quien la usa sobre todo para limpiar los faros frotando con un cepillo de uñas y mucha paciencia. Pero en realidad, si aplicas este tipo de técnica con la herramienta inadecuada es muy probable que acabes ocasionando arañazos en los faros. Es preferible el uso de una crema de pulido y frotar con un paño suave para evitar cualquier daño. Hay que tener en cuenta que, igual que en la limpieza personal o del hogar siempre utilizamos productos específicos para cada zona, en la limpieza del vehículo siempre vas a obtener un mejor resultado con el uso de productos especializados. Además, contrario a las creencias populares, lavar el coche en casa con una manguera y lavavajillas o champú no siempre es más barato que acudir a un centro de lavado, además de ser un método menos sostenible.

Los expertos tampoco recomiendan la esponja jabonosa de acero para eliminar los restos de suciedad resecos, como mosquitos o excrementos de pájaros tan frecuentes en verano, ya que pueden producir arañazos importantes en el coche. Ni utilizar la presión de las lluvias para limpiar la carrocería del coche ya que dejan marcas de gota en la pintura y ensucian más el vehículo cuando se tratan de tormentas de verano con barro. Hay que tener en cuenta además que dejar secar el coche al sol no es conveniente, porque provoca la aparición de manchas en la carrocería ni, como hemos señalado antes, el uso de hidroalcohólicos para la limpieza e higienización interior, ya que resecan el material de los salpicaderos y afectar a pantallas o plásticos.

Es cierto que la limpieza y el cuidado del vehículo durante los meses de máximo calor es fundamental para mantener la carrocería y pintura en buen estado, así como para garantizar una total visibilidad. Pero para ello se recomienda el uso de productos específicos para el cuidado y lavado de cada superficie del vehículo para evitar desperfectos y realizar al menos una limpieza semanal en esta época del año para proteger el vehículo y así evitar la suciedad acumulada en la carrocería, como restos de arena, salitre, resina, insectos y heces de pájaro, que deterioran la pintura, afectan al propio tono de color y provocan una pérdida de brillo. Finalmente, durante los días de mucho calor, otra de las recomendaciones es realizar la limpieza del vehículo a primera hora del día y, a ser posible, en una instalación de lavado profesional y cubierta. Y es que las temperaturas muy altas pueden hacer que el agua y el jabón se evaporen más rápido, dejando algunos trazos sobre la carrocería.