Peugeot 2008, cada día una aventura

La firma francesa se lanza al ruedo de los pequeños todocamino urbanos para dar la batalla a modelos como el Nissan Juke o el Mini Countryman, que hasta ahora campaban a sus anchas.

Hace 30 años, cuando Peugeot lanzó el 205, lo publicitó con una campaña que hizo historia: 'Contigo al fin del mundo'. Hoy, probablemente ese eslogan fuera más apropiado para la nueva creación de la firma del león, el 2008. Se trata de un modelo que llega para luchar en la jungla urbana en la que se mueven como pez en el agua el Nissan Juke o el Mini Countryman.

Con unas medidas exteriores de 4,16 metros de longitud y 1,74 m de ancho, el 2008 ofrecerá características sobresalientes para moverse con agilidad entre el tráfico urbano y también unas dimensiones que garantizan un buen espacio interior.

Y por supuesto unas condiciones dinámicas a la altura de lo que se estila en la marca frances. El 2008 incorpora un sistema de motricidad reforzada Grip Control que garantiza el agarre en terrenos de baja adherencia, además de unas suspensiones reguladas expresamente para que se adapten a los diferentes tipos de utilización del coche.

En cuanto a los motores, la gama estará compuesta por cuatro variantes de gasolina de 82, 110, 120 y 130 caballos. En el terreno de los diésel ofrece tres motorizaciones de 68, 92 y 115 caballos con unos consumos mixtos a partir de 3,8 l/100 km.

El 2008 además será precursor en la utilización de un nuevo tipo de tecnología híbrida que sustituye las baterías de ion litio por aire comprimido. De esta manera, el 2008 Hybrid Air combinará un motor de gasolina de 82 caballos con este sistema de aire comprimido. El resultado será la reducción del consumo urbano un 45 por ciento.

Más información sobre el Peugeot 2008.