Actualidad

Peugeot Rifter Long: espacio para todos

Apto para viajar en familia y también para el trabajo durante la semana, mide 4,75 metros de longitud y tiene la comodidad de un monovolumen.

La pantalla de 8” capacitiva permite ver los mapas de navegación y conexión multimedia.
La pantalla de 8” capacitiva permite ver los mapas de navegación y conexión multimedia.

Aporta una longitud extra de 35 centímetros respecto al modelo original, el Peugeot Rifter (4,40 metros de longitud), presentado hace tan solo unos meses, y se convierte en una interesante alternativa como vehículo familiar por la posibilidad de trasladar hasta 7 ocupantes en tres filas de asientos que se pueden configurar según las necesidades de cada momento.

De este modo, con una carrocería bastante compacta (4,75 metros de longitud), el Peugeot Rifter Long pasa a ocupar el espacio vacío que han dejado los modelos monovolumen, tan demandados hace unos años como vehículo familiar, y se posiciona en un lugar destacado para solucionar los problemas de espacio en los desplazamientos vacacionales, pudiendo darse el caso de una doble función como vehículo de trabajo durante la semana y de ocio en días festivos.

Fabricado en las instalaciones del grupo PSA de Vigo, el Peugeot Rifter Long utiliza la plataforma EMP2 como base para un vehículo sólido y de gran durabilidad. Gracias a una enorme distancia entre ejes de 2.975 milímetros se ha logrado un habitáculo muy espacioso en el que pueden viajar hasta siete adultos distribuidos en tres filas de asientos individuales, que se pueden plegar o extraer en función de los pasajeros que las ocupen en cada momento.

Gran capacidad de carga

Con los 7 asientos desplegados la capacidad del maletero queda reducida a un máximo de 322 litros, pero si prescindimos de la tercera fila de asientos tenemos hasta 850 litros en un espacio de carga al que se accede muy fácilmente por la baja altura del suelo y las facilidades que da un gran portón a la hora de introducir objetos de gran tamaño, incluso de hasta 3,05 metros de longitud, y un suelo completamente plano.

La altura de la carrocería (1,88 metros) es un dato a tener en cuenta, pero la mayoría de los aparcamientos están preparados para que el acceso sea cómodo. Al tener los laterales más rectos que en un turismo o un SUV, el habitáculo tiene mucho más espacio, permitiendo instalar tres asientos individuales en la segunda fila, una gran ventaja para quienes viajan con niños pequeños, ya que se pueden instalar tres sillas.

Hereda la estética de otros modelos de la gama SUV Peugeot, como el 3008 o 5008, sobre todo si miramos desde el frontal, que luce el logo del león sobre una parrilla de líneas horizontales que llega hasta los grupos ópticos con luces diurnas LED. Los pasos de ruedas y los bajos del coche van protegidos para dar un aspecto más robusto y también son prácticos para evitar dañar la pintura.

Puertas correderas de acceso a las plazas traseras, grandes superficies acristaladas en las tres ventanillas laterales, barras en el techo para sujetar la carga y una trasera en la que destaca el enorme portón en el que puede abrirse la luneta trasera para introducir pequeños objetos, sobre todo cuando está aparcado cerca de la pared, y los faros LED con la firma de las tres líneas de la garra del león dan un aspecto moderno y práctico a un vehículo que está a medio camino entre los monovolúmenes, familiares y los demandados todocaminos.

Detalles de gran berlina

Al igual que sucede en los recientes lanzamientos de Peugeot en la gama de turismos, el Peugeot Rifter ha optado por instalar en i-Cockpit, un sistema que combina un volante de unas dimensiones más reducidas de lo habitual en una posición más baja que integra los mandos para el manejo de las principales funciones de audio y telefonía sin tener que soltar las manos, y un cuadro con una gran pantalla en el que toda la información está a la vista del conductor, como si fuera un head-up display.

En el centro del salpicadero destaca una gran pantalla táctil capacitiva de 8” (20,32 centímetros), en la que se pueden manejar todas las funciones relativas al equipo de audio, sistema de navegación y teléfono manos libres, aprovechando las ventajas que ofrece la conectividad con los sistemas iOs y Android.

Los motores disponibles para el Peugeot Rifter Long son dos diesel de alta eficiencia BlueHDi de 100 y 130 CV que consumen entre 4,4 y 4,5 litros y uno de gasolina PureTech de 110 CV que se conforma con 5,5 litros de media. La gama es muy completa, combinando estas tres mecánicas con cuatro niveles de acabado –Access, Active, Allure y GT Line- que ofrecen un equipamiento muy completo y precios que parten desde 17.751 euros incluyendo los descuentos promocionales.