Política

El Gobierno tuvo que actuar ante una situación que nunca se había previsto

La consejera de Administración Pública comparece en la Asamblea, para explicar las decisiones que se tomaron durante la DANA en septiembre y que evitaron muertes

La consejera de Transparencia, Participación y Administración Pública, Beatriz Ballesteros, en una foto de archivo
La consejera de Transparencia, Participación y Administración Pública, Beatriz Ballesteros, en una foto de archivo La Razón

Durante los episodios de fuertes lluvias y tormentas del pasado mes de septiembre, se cerraron los centros educativos, los de asistencia social suspendieron los desplazamientos sanitarios, y se realizaron desalojos preventivos para garantizar la seguridad de la población. Unas medidas extraordinarias que evitaron pérdidas personales, y que ayer la consejera de Transparencia, Participación y Administración Pública, Beatriz Ballesteros, explicó en la Comisión de investigación de la Asamblea Regional. Allí, además, reconoció que anteriormente, «no había políticas de prevención» que indicaran lo que había que hacer en caso de una gota fría como la de ese momento. «Ha sido la primera vez que se han tomado estas decisiones».

La comparecencia de Ballesterios, a petición propia, sirvió ayer para explicar las actuaciones realizadas durante la DANA de septiembre, que provocó graves daños en infraestructuras, cultivos, viviendas, y todo tipo de propiedades en la Región, cuyos desperfectos ascienden a 515 millones de euros.

Actualmente se están estudiando cuáles son las infraestructuras adecuadas para «laminar las avenidas de agua de las ramblas, porque se espera que se vuelvan a dar episodios de este tipo». Además, puntualizó, que fue fundamental la coordinación de las distintas administraciones. «Si queremos prevenir, tenemos que coordinarnos todos».

Ante la comparecencia de la responsable regional, el portavoz del PP, Joaquín Segado, felicitó a la consejera ya que «la gestión de la crisis fue un cúmulo de gestiones acertadas», pero reprochó que el Gobierno central haya aprobado un decreto de ayudas que sigue siendo «insuficiente» para reparar los daños registrados en la Región.

Por su parte, el diputado del PSOE, Fernando Moreno, reconoció la labor de los voluntarios y de los servicios de emergencias, pero pidió a la consejera «una planificación urgente», ya que la mayoría de zonas afectadas por la DANA «se debe a viviendas que se encuentran a zonas inundables».

Desde Vox, el portavoz Juan José Liarte agradeció el «esfuerzo» de los profesionales que participaron durante esas jornadas antes de considerar que hubo «carencias» en las políticas de prevención «que durante años debían haberse realizado». De hecho, exigió que los municipios presenten los planes de ordenación urbana con planes de emergencia.

Finalmente, el portavoz de Cs, Juan José Molina, consideró que desde la Consejería se hizo un «buen trabajo» al atender 8.000 llamadas y 7.000 incidentes.