La Región de Murcia cierras bares y restaurantes

Sí estará permitido el servicio a domicilio y para llevar

El Comité de Seguimiento del Covid ha decidido el cese de actividad de la hostelería en la Región de Murcia a partir del próximo sábado aunque sí estará permitido el servicio a domicilio y para llevar.

A las 13:00 horas, el portavoz técnico del Comité de Seguimiento Covid, Jaime Pérez, comparecerá para informar de los detalles de esta decisión (Palacio de San Esteban, calle Acisclo Díaz, s/n).

El Gobierno de La Región ha adoptado esta decisión ante el avance de los contagios en la comunidad autónoma, que se sitúa en riesgo extremo.

El presidente de la Federación de Empresarios de Hostelería y Turismo (Hostemur), Jesús Jiménez, ha explicado a Europa Press, que ha recibido la confirmación oficial de la Comunidad de esta medida que, a su juicio, es un “claro fracaso total por parte del Gobierno regional”.

Ha puesto como ejemplo Cataluña, donde el sector lleva cerrado 15 días y “lo único que han conseguido es triplicar los contagios”. Sin embargo, destaca el caso de Madrid, “que se niega a cerrar la hostelería, la mantiene abierta y donde los contagios no paran de disminuir”.

Al final, critica que todas las medidas que se toman en la Región de Murcia “siempre son contra la hostelería”, lo que demuestra que “son totalmente erróneas, y se sigue demostrando”.

Jiménez espera que el Gobierno regional apruebe “un decreto especial de apoyo, de financiación, de eliminación de tasas y de impuestos” al sector porque, de lo contrario, la medida aprobada “no tendría sentido”. Sin embargo, lamenta que este decreto “no está ni se le espera”, por lo que no tiene “ninguna esperanza” en que sea aprobado.

Ha recordado que el sector daba antes de la pandemia empleo directo a 35.000 personas y a 55.000 de forma indirecta. “Lo que quede del sector después de esto va a ser muy dudoso”, ha advertido Jiménez, quien desconoce si esta medida tiene un plazo de aplicación y cuando finalizará.

Jiménez ha indicado que, de momento, esta medida solo afectaría a bares y restaurantes, y no a los hoteles, pero lamenta que “no tendría sentido una hotelería en al que la restauración está cerrado y con el movimiento entre municipios y a nivel autonómico prohibido”