El Gobierno murciano y los empresarios pactan el segundo plan de rescate a la hostelería

López Miras y la patronal centran sus críticas en el abandono por parte del Ejecutivo de Pedro Sánchez. “Estamos huérfanos”

Presentación del Plan de Rescate del sector turístico y hostelero de la Región de Murcia
Presentación del Plan de Rescate del sector turístico y hostelero de la Región de MurciaLa RazónLa Razón

El Gobierno de la Región de Murcia y la Confederación Regional de Empresarios de la Comunidad (Croem) han elaborado conjuntamente el segundo Plan Regional de Rescate al Sector Turístico y Hostelero con el objetivo de inyectar liquidez a uno de los ámbitos empresariales que más ha sufrido las consecuencias de la Covid-19 con el cierre de la actividad. Un plan que llega tras el firmado el pasado mes de noviembre, y que supondrá elevar hasta los 74 millones de euros las líneas de ayudas para impulsar el sector.

Esto sí es cogobernanza”, ha defendido el presidente de la Región de Murcia, Fernando López Miras, antes de explicar las bases sobre las que se sustentará este acuerdo que ha contado con la participación de todo el tejido empresarial hostelero y turístico de la Comunidad.

No obstante, ha indicado que de los que 37 millones aprobados serán ayudas directas, se sumarán el resto una vez que se aprueben los Presupuestos Regionales para 2021, lo que presiona aún más a la oposición para apoyar unas cuentas que permitirán a los sectores más afectados recibir ayudas públicas.

A los 20 millones de euros que se destinarán al sector una vez se aprueben los presupuestos, hay que sumar otros diez millones para el sector de los alojamientos turísticos, otros cinco millones en ayudas para el ocio nocturno; un millón para la promoción de la gastronomía en el marco de la Capitalidad española en Hostelería; y otros 600.000 euros que servirán de seguro Covid y que cubrirán los gastos en caso de que haya contagios entre turistas internacionales”.

Todas estas ayudas, ha dicho, son insuficientes si no cuentan con el apoyo de medidas derivadas del Gobierno central, a quien ha pedido mayor implicación para poder dar oxígeno a los sectores más afectados. “Estamos huérfanos de actuación por parte del Gobierno central, pero eso no nos va a parar, porque este Ejecutivo murciano está centrado en lo importante”.

Asimismo, ha puesto también el foco en la esperanza de recibir la parte adecuada de los 140.000 millones de los fondos europeos. “La Región debe recibir la parte que le corresponde en función a criterios de población, PIB y desempleo, es decir, 2.400 millones de euros que deben llegar para los murcianos y no ser objeto de reparto en función de criterios políticos”.

El auténtico bastión económico de España

Por su parte, el presidente de la Croem, José María Albarracín, también ha puesto de relieve la “pérdida de músculo empresarial” que ha supuesto la crisis de la Covid para todo el sector de la hostelería, uno de los más importantes en todo el país y ante el que hay que actuar de manera inmediata. Por ello, también ha recriminado la ausencia de presencia del Gobierno central y la falta de ayudas derivadas del mismo.

“Estamos esperando la reacción del gobierno de la nación, que tiene que implicarse más. Volveremos a instar de forma firme al Gobierno de España para que abra los ojos, que vea el sector empresarial en su conjunto, y se dé cuenta a qué nivel está cayendo para que implemente de forma urgente un plan de rescate para el que es el auténtico bastión de la economía de este país”.

Durante la presentación también ha estado presente el presidente nacional de la Asociación de empresarios autónomos ATA, Lorenzo Amor, quien también ha cargado contra la ausencia del Gobierno de Pedro Sánchez.

Si con ERTEs, ceses de actividad, créditos ICO o créditos aplazados se pensaba que era suficiente para salvar empleos, no tiene ni pajolera idea de la situación de este país”, y ha advertido de que países como Alemania han ayudado a las empresas con el 75 por ciento de lo facturado en 2019 y en el Reino Unido dando diez mil euros por hostelero, “y aquí cero euros en ayudas directas”.