Murcia recurre el “recorte” del trasvase Tajo-Segura en septiembre

La portavoz regional critica que el descenso del nivel trasvasado “responde a criterios políticos, no científicos ni técnicos”

Canal del trasvase Tajo-Segura
Canal del trasvase Tajo-Segura FOTO: SINDICATO DE REGANTES DEL TAJO-SEGURA SINDICATO DE REGANTES DEL TAJO-S

El Gobierno de la Región de Murcia ha dado luz verde a la interposición de un recurso contencioso administrativo contra el “recorte” del trasvase Tajo-Segura el pasado mes de septiembre, ya que fue “solo de 12 hectómetros cúbicos, es decir, ocho hectómetros cúbicos menos del máximo que prevén las reglas de explotación con el actual nivel de reservas”.

Así lo ha comunicado este jueves la portavoz del Gobierno regional, Valle Miguélez, quien además ha criticado que se trata de “un nuevo recorte por criterios políticos, y no científicos ni técnicos” que “castiga otra vez más a los agricultores murcianos y que se suma a la obra de estas infraestructuras que impedirán la llegada de nuevos recursos para el abastecimiento y regadíos hasta el año que viene”.

Según ha detallado, la decisión del trasvase, que se formalizó a través de la Orden TED/972/2021, de 14 de septiembre, autorizó ocho hectómetros menos del máximo que prevén las reglas de explotación con el actual nivel de reservas.

El recurso contencioso administrativo se interpondrá ante la Audiencia Nacional, al ser una norma dictada por una Administración central.

Finalmente, ha incidido en que desde 2018, cuando Teresa Ribera tomó posesión como ministra para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico, “se ha producido un recorte de 101,4 hm3 de los volúmenes de agua trasvasados, pues se han autorizado 328,2 hm3, frente al volumen propuesto por la Comisión*de*Explotación*del Acueducto*Tajo-Segura, que asciende a 429,6 hm3″, según ha señalado el Gobierno murciano.

Recorte del 25 por ciento

Por otra parte, el consejero de Agua, Agricultura, Ganadería, Pesca y Medio Ambiente, Antonio Luengo, se ha reunido este jueves en Sevilla con la consejera de Agricultura, Ganadería, Pesca y Desarrollo Sostenible de la Junta de Andalucía, Carmen Crespo, y ha denunciado públicamente que “el Gobierno de España ha recortado de manera partidista el 25 por ciento del agua del Trasvase Tajo-Segura que debería haber llegado desde el año 2018 al Levante español”.

Se da la circunstancia de que desde el año 2018, en el que Teresa Ribera tomó posesión como ministra para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico, nos han quitado uno de cada cuatro litros para abastecimiento humano y regadío, afectando gravemente a las provincias de Murcia, Almería y Alicante, y mermando el desarrollo económico, social y medioambiental del sureste”, ha destacado Luengo.

Ambos consejeros han mostrado su “preocupación por una política que más allá de ser anti trasvasista se puede definir como anti Tajo-Segura, ya que es la única conexión de cuencas que cuestiona el Gobierno de España, y la situación se agrava, mes a mes, con nuevos recortes o con parones como los anunciados recientemente para la realización de obras que dejan sin servicio a la infraestructura”.

En total, y sólo durante el periodo de los últimos tres años, el Gobierno murciano lamenta que “se ha producido un recorte de 101,4 hectómetros cúbicos de los volúmenes de agua trasvasados, pues se han autorizado con 328,2 hm3 respecto al volumen propuesto por la Comisión de Explotación del Acueducto Tajo-Segura, que ascienden a 429,6 hectómetros cúbicos″.