Condenada en Murcia por contactar con dos ancianos, de 87 y 78 años, para que abusaran de su hija menor y con discapacidad

La acusada vigilaba los tocamientos y alertaba por si llegaba alguien

Audiencia Provincial de Murcia
Audiencia Provincial de Murcia

La Audiencia Provincial de Murcia ha condenado a cuatro años y un día de prisión, cinco de libertad vigilada y multa de 722 euros a una mujer que reconoció en el juicio que contactó con dos ancianos, uno de 87 años y otro de 78, para que, a cambio de dinero, abusaran sexualmente de su hija, menor de edad y de bajo cociente intelectual.

La sentencia, que condena también a aquellos dos, señala que en el caso del primero, el anciano hizo tocamientos diversos por el cuerpo de la menor, que tenía doce años entonces, en las escaleras del aparcamiento de un hospital de Murcia, mientras la acusada vigilaba la escena por si llegaba alguien.

El tribunal considera probado esos hechos, cometidos en febrero de 2020, no solo con el reconocimiento de los mismos por los acusados, sino, también, por las imágenes captadas por las cámaras del aparcamiento cuando se cometían los abusos.

El segundo caso quedó en tentativa, dice la sentencia, a la que ha tenido acceso Efe, porque la niña se negó en esa ocasión a que el anciano cuya cita había concertado la madre abusara de ella.

La sentencia condena a la acusada, como autora de un delito de corrupción de menores, a las penas de prisión y multas citadas, además de imponerle una orden de alejamiento en cumplimiento de la cual no podrá acercarse a menos de 500 metros de su hija por tiempo de cinco años y la obligación de indemnizarla con mil euros por daños morales.

Igualmente, quedará inhabilitada por tiempo de tres años y dos meses para el ejercicio de la patria potestad.

En cuanto a los otros dos acusados, el de mayor edad queda condenado a seis meses de cárcel como autor de un delito de abusos sexuales, con las atenuantes de anomalía psíquica, dilaciones indebidas y confesión tardía de los hechos.

El segundo anciano, como autor del mismo delito, pero en grado de tentativa, queda condenado a igual pena de prisión, y en los dos casos, cada uno de ellos deberá indemnizar con 500 euros a la perjudicada por daños morales y no podrán acercarse a menos de 500 metros de la misma por tiempo de cuatro años.

La Audiencia permitirá que los 1.722 euros que la madre debe pagar por la multa y la indemnización pueda hacerlo en 24 plazos mensuales consecutivos de 71,75 euros.