Un pediatra del Hospital de la Arrixaca, en Murcia, agredido verbalmente por los padres de una menor

Se trata de la segunda agresión de estas características en el Hospital en el plazo de dos semanas

Un pediatra del Hospital de la Arrixaca, en Murcia, agredido verbalmente por los padres de una menor
Un pediatra del Hospital de la Arrixaca, en Murcia, agredido verbalmente por los padres de una menor FOTO: Marcial Guillén EFE

Un pediatra del Hospital Universitario Virgen de la Arrixaca de Murcia resultó agredido verbalmente este martes por parte de los padres de una menor, según informaron fuentes del centro sanitario en un comunicado.

Los hechos tuvieron lugar en Urgencias de Pediatría de la Arrixaca, cuando los acompañantes (padres) de la menor agredieron verbalmente al médico y tuvo que intervenir la policía, según las mismas fuentes, que confirman que se trata del segundo ataque a un pediatra en solo dos semanas.

Como en todos los casos, el Hospital activó el Protocolo de Actuación ante Agresiones Externas y el Servicio Murciano de Salud (SMS) ha presentado la correspondiente denuncia.

La Dirección del Área 1 ha condenado “firmemente” cualquier agresión física o verbal a los profesionales que “trabajan por la salud de todos” y ha respaldado a todos sus trabajadores en las acciones legales que se emprendan.

“El personal del SMS es el pilar fundamental de la sanidad y del bienestar de la población”, según el Hospital, que ha considerado que “no es excusable ningún tipo de violencia bajo ninguna circunstancia”. Por ello, ha apelado a la conciencia ciudadana para que los profesionales “puedan realizar su trabajo en condiciones óptimas, sin sentirse atemorizados o amenazados”.

Asimismo, ha recordado que el SMS trabaja desde hace más de 15 años para reducir los casos de violencia en los centros sanitarios públicos con el fin de garantizar la seguridad de profesionales y pacientes.

Salud ha lanzado una campaña bajo el nombre ‘Cuídame tú también’ con el objetivo de concienciar sobre las agresiones a trabajadores sanitarios y no sanitarios a fin de reducir estos actos violentos. Dos audiovisuales se proyectan en las pantallas de las salas de espera de centros de salud y hospitales, y se ha diseñado un plan de formación para la prevención de estos casos.