Cultura

Carolina Durante vota UPyD

Los madrileños arrasan La Riviera en la presentación de su primer disco en la capital

Concierto de Carolina Durante
Concierto de Carolina Durante facebook

"Hace unos año habría sido una broma", dijo Diego Velázquez al final de su primer concierto de las dos noches que Carolina Durante tienen programadas en La Riviera. Serán, previsiblemente, las últimas oportunidades de ver a la banda de moda en Madrid hasta diciembre de 2020, cuando se enfrentarán al desafío del WiZink Center de la capital.

Los madrileños, el grupo sensación del ya largo último año, arrasaron con la presentación de su disco homónimo en la que es su casa. Hace 12 meses reventaron la Sala El Sol y ya están llamados a liderar una generación.

"Quieres volver a querer lo que sea pero querer", canta el grupo. Y aquí está el cuarteto reuniendo a un público diverso y necesitado, ni indie ni pureta, ni pijo ni arrabalero, sino una clase media gozosa que busca su himno generacional. Y a este grupo le sobran unos cuantos.

Tras el batacazo electoral, Carolina Durante no ha sufrido la crisis de Ciudadanos, el partido que inspiró la caricatura del votante de la llamada nueva derecha. Hay que tomarse las cosas con humor, Albert Rivera, como demostró el público coreando al final "UPyD, UPyD", cuando la banda terminó "Cayetano" liderados por Ignatius Farray, cómico e inspirador del cántico irónico.

Por lo demás, Carolina Durante demostraron su poder de convocatoria apoyados en estribillos demoledores, tan sentimentales como autocríticos y tan corrosivos como tiernos. Su última canción, "No tan jóvenes" fue masivamente coreada pese a llevar tres días en la calle. El fenómeno de la banda, sea duradero (ojalá) o pasajero se describe con lo que dice otro estribillo: "Deseo estar siempre en este momento, por eso matadme, yo quiero estar muerto". Y por eso alguno pedía, al final del show, que mantengan su esencia.

Por todo esto, la sensación de su propuesta, la locura del público y el debate de las expectativas con la banda, se hacía imposible de creer que esta fuera la presentación del álbum de debut de un grupo llamado a cosas enormes. Pero en realidad, era así. Carolina Durante han incendiado todos los festivales del país y han superado las expectativas propias. Así que lo de anoche sólo era una confirmación. Una constatación de la realidad, que a veces llega en el momento exacto, cuando hay una gente que está cansada de todo, que no puede con su desencanto y que los veintitantos parecen la condena del Supremo y no la vida que nos habían prometido. Vuelve a ser la desidia y la apatía el motor de nuestra sociedad. Viva.