Los ignorantes enemigos del 12 de octubre

Es una de esas fechas por las que nos podemos sentir muy orgullosos

El revisionismo histórico es un mal de estos tiempos tan evanescentes y frívolos que afecta, desgraciadamente, a muchas instituciones y es, sobre todo, la expresión de una enorme ignorancia. Una muestra zafia de ello la tenemos en España con el despropósito de la Memoria Histórica que el gobierno social-comunista quiere llamar ahora Memoria Democrática. El reescribir la Historia con mentiras y manipulaciones es algo muy antiguo por lo que no nos ha de sorprender que una vez más se caiga en ello. Por cierto, es algo que han hecho siempre los comunistas en los países que han gobernado. Es convertir la Historia en un instrumento de propaganda. Otros que lo hacen siempre son los nacionalistas porque necesitan que sea útil a sus intereses partidistas. Hay que recordar que la Historia no se basa en la memoria, la manipulación o la propaganda, sino que es el resultado de la aplicación de una metodología científica. Es cierto que se pueden hacer interpretaciones de los acontecimientos, pero lo que no se puede hacer es abandonar el rigor para dar paso al radicalismo ideológicos y sectario de la izquierda.

España es una de las grandes civilizaciones de la Historia. Es algo sobre lo que no existe ninguna duda y la labor que se realizó en los países que formaron parte de ese gran imperio fue, simplemente, extraordinaria. Por ello, el 12 de octubre es una de esas fechas por las que nos podemos sentir muy orgullosos y debería ser celebrada en el mundo. España integró a la población indígena, creó escuelas y universidades, hubo un gran progreso económico y social hasta que las elites criollas emprendieron una guerra civil contra los españoles que querían seguir formando parte de España. Lo que se llamó Independencia de América fue realmente el asalto al poder de aristócratas y burgueses, como Bolívar, San Martín o Iturbide, entre otros muchos, que traicionaron a su patria para abrir una etapa de caudillismo y corrupción que tan letal sería para las nuevas naciones. El genovés Colón al servicio de los Reyes Católicos hizo un descubrimiento que cambiaría el mundo. Y la primera vuelta al orbe sería también una obra española. Por ello, hay que ignorar la impresentable ofensiva que se vive en Estados Unidos, donde se dedicaron a asesinar de forma inmisericorde a los indios, a un ignorante como el presidente de México o tener caridad cristiana con los errores históricos del papa Francisco.