El cuaderno de Chapu Apaolaza: Solsticio de Sánchez

FOTO: DPA vía Europa Press DPA vía Europa Press

Notas del 24 de junio, San Juan y San Oriol, hogueras, vídeo de la romería  en el pradillo de Lledoners, rituales para atraer el amor y a Esquerra Republicana de Cataluña. Han anunciado que nos quitaremos la mascarilla en espacios abiertos si guardamos la distancia. Si no sabe uno cuánto es un metro y medio, se lo mide Miquel Iceta con la regla del federalismo asimétrico. El solsticio de Sánchez se caracteriza porque el globo sonda de Iceta permanece unos días en la vertical exacta del Trópico de Cáncer. El sanchismo es una acción política de inspiración astronómica y que alinea las decisiones políticas con el paso de las estaciones y la posición de los planetas y las estrellas. Los constructores egipcios diseñaron las pirámides de Guiza siguiendo el eje norte-sur siguiendo la trayectoria de la constelación Meshketyu que ahora conocemos como El carro. Sánchez ha hecho coincidir los indultos a los ‘prusesos’ con el fin de las mascarillas en exteriores, la apertura de los estadios de fútbol, la alegría de vivir, la era de las sonrisas y el federalismo tan asimétrico que Cataluña podrá tener hacienda y poder judicial propios, pero Madrid no podrá bonificar el impuesto de patrimonio.

Se dan fenómenos mágicos en este día tan señalado. A medianoche y durante unos pocos segundos en todo el año, un rayo de luz rosa de la superluna de junio entra por la puerta de la escalinata de Moncloa, cruza la oscuridad de las estancias, refleja en un cuadro de Miró, rebota en el mástil de una bandera después en una cafetera y en una foto de Felipe González dada la vuelta y alumbra la cama del faraón que -ahora sí- duerme a pierna suelta.

También se da el misterio de la concordia que dice el presidente “que está en todas partes y rincones”, pero que no se la escucha por ninguna parte. Ya se plantea uno si es que está sordo o es que la concordia solo la oyen los sanchistas como las campanas de Valverde de Lucerna en Zamora, que el 24 de junio tocan bajo el agua, y solo las escuchan quienes están en la gracia de Dios.

Puedes escucharlo también en Onda Cero