Cargando...

Ajedrez: machista y heteropatriarcal

Ya hay ajedrecistas progres que se niegan a abrir con blancas

FOTO: Chema Moya EFE

La ideología de género y del lenguaje, dogma de lo políticamente correcto en la actualidad, no deja de darnos días de gloria en su contraste con la realidad social y natural que pretende sustituir. Así, tras las matemáticas sexistas, ahora le toca el turno al ajedrez, considerado por esos ideólogos como un juego «racista y heteropatriarcal». «Racista» por competir blancas contra negras, y ser las primeras las que abren el juego siempre. Además «heteropatriarcal y monárquico», porque es el rey la pieza dominante, con la reina trabajando más que el machista monarca. También «capitalista», dado que sacrifica peones a su servicio. Y, por si fuera poco, el sufrido papel de los caballos prueba su carácter «antianimalista». Todo ello requiere de una profunda transformación del ajedrez para poder aceptarse en esta nueva realidad que estos iluminados ideólogos alumbran.

Aunque esta descripción pueda parecer una divertida ensoñación, lo cierto es que este debate ya está abierto desde hace un tiempo, con ajedrecistas progres negándose a abrir con blancas. Incluso se han efectuado encuestas promovidas al efecto por el movimiento «Black lives matter», con resultados esperanzadores para el sentido común. Ya dijimos que la ideología de género pretende ir contra el orden natural y su ley. Sabemos que la naturaleza no perdona nunca a quienes atentan contra su ley, y el trabajo restante le corresponde al hombre, varón y mujer según el Génesis. Así que, ¡a jugar al ajedrez!