Yolanda Perón y las tonterías justas
«Las comparaciones son lo que son, pero Yolanda Díaz a veces recuerda a Eva Perón»
foto-autor

Pedro Arriola, histórico protoasesor sucesivo de Aznar y de Rajoy, y también amigo de Tezanos, repetía con frecuencia: «¡Tonterías, las justas!». Eso no impidió que sus asesorados cayeran, no en tonterías, sino en errores notables que les alejaron de sus votantes. Es otra versión de lo que Felipe González explicó en A3TV: «Todo el mundo mete la pata, pero lo importante es sacarla cuanto antes». Las experiencias, también las políticas, no son transmisibles y son contados los que aprovechan las enseñanzas del pasado. El Gobierno de Sánchez, con la «vice» Díaz, de protagonista, se ha embarcado en iniciativas populares y quizá efectistas a corto plazo, pero que pueden traer consecuencias desastrosas. Las medidas contra la subida de la luz, con ensañamiento con las compañías eléctricas y, en cascada, con las renovables, tendrán un eficacia limitada y, además, generan dudas sobre la seguridad jurídica en España, algo que pasará factura antes o después.

La «vice» Díaz presume de que el Gobierno se preocupa de que los ciudadanos paguen menos por la luz. Es poner puertas al campo, como cuando el franquismo decidió que los españoles no sufrieran el alza del petróleo tras la crisis de 1973, un error que lastró la economía española durante décadas. La «vice», que ha celebrado que no se amplíe el aeropuerto de Barcelona, también ha logrado ganarle la batalla a la «vice» primera, Calviño, y ha sacado adelante una subida del Salario Mínimo Interprofesional de 15 euros mensuales desde septiembre. No quebrará ninguna empresa, pero es probable que no sea el momento para una medida que afectará negativamente al empleo. Yolanda Díaz es comunista, pero también por su estética –ahí está su imagen y su estilo en las escaleras del palacio de la Generalitat el pasado miércoles–, cada vez recuerda mas a Eva Perón. Lo suyo era tener contentos a los descamisados en un país próspero, Argentina, que el peronismo arruinó, con políticas populistas como las que Díaz arranca de Sánchez. Las comparaciones son lo que son, ilustrativas e inevitables. Yolanda «Perón» y las tonterías justas.