Ya se puede prever con antelación los casos que van a tener peor evolución

Más de 8.000 profesionales de todo el mundo participaron en una jornada formativa vía «streaming» sobre el abordaje del Covid-19

El doctor Benito Almirante fue uno de los moderadores del webinar
El doctor Benito Almirante fue uno de los moderadores del webinarfreelance (nombre del dueño)

Más de 8.000 médicos de todo el mundo siguieron esta semana un seminario on-line (webinar) organizado por la Sociedad Española de Enfermedades Infecciosas y Microbiología Clínica (Seimc), con el apoyo de Gilead, sobre el Covid-19 para intercambiar conocimiento y experiencia sobre el problema de salud más grave al que nos hemos enfrentado desde que comenzó el siglo XXI. En el mismo más de 20 investigadores y especialistas de alcance internacional abordaron diferentes ámbitos sobre esta pandemia.

La sesión, que fue moderada por Benito Almirante, jefe del Servicio de Enfermedades Infecciosas de Hospital Universitario Vall D’Hebron de Barcelona, analizó las características clínicas y patogenicidad del nuevo coronavirus, la importancia del diagnóstico microbiológico y los posibles predictores de resultados. «En este sentido lo que ha quedado claro es que para detectar el virus en fases iniciales hay que emplear la PCR. Y después, para conocer la carga de enfermedad en todo el planeta, los test rápidos serológicos, con una sensibilidad superior al 80%, en los que se coge una gotita de sangre y en 5-10 minutos dan el resultado, eso sí, no hay que hacerlo hasta pasados siete o diez días», explica el experto. Este tipo de pruebas rápidas estarían indicadas, por tanto no para la detección en sí misma, sino para conocer cuántas personas han tenido la enfermedad, como por ejemplo el personal sanitario, y hacerse una idea de la extensión real del coronavirus.

Proceso inflamatorio

También se abordaron las manifestaciones clínicas de la enfermedad, haciendo énfasis en aquellos casos que tienen mala evolución. «Hemos visto que las patologías cardiovasculares, las respiratorias tienen un papel muy importante para condicionar la mortalidad», cuenta Almirante. Además de esto,se ha comprobado que los procesos inflamatorios a nivel respiratorio, que se ven mediante radiografías y análisis de sangre, «se pueden preveer con antelación según determinados parámetros y determinar cuáles van a tener mala evolución», asegura Almirante.

El tercer punto que se abordó en esta jornada formativa vía «streaming» fue el de los tratamientos en investigación contra el Covid-19. En este sentido, en base a la experiencia acumulada y los ensayos preliminares realizados se cuenta ya con información importante sobre cómo algunos de ellos mejoran la cantidad de virus de las personas. «Los que estamos dando pueden tener una evolución importante sobre todo a nivel antiinflamatorio y para mejorar el pronóstico de aquellos pacientes que tienen una peor evolución, sobre todo algunos que se utilizaron en China para mejorar la actividad pulmonar en estos casos, como los que actúan sobre las interleuquinas», señala el moderador de la jornada.

Por último, se valoró el impacto de la estrategia de contención que se aplicó en China, la evaluación virológica de los casos hospitalizados o el comportamiento de este virus en pacientes inmunodeprimidos, entre otros aspectos.

Ensayos clínicos en marcha
Otro de los medicamentos estudiados en esta pandemia del SARS-CoV2 es el remdesivir, desarrollado por Gilead y con el que se está investigando en ocho hospitales españoles. «Es un tratamiento endovenosos y de uso hospitalario Nosotros, el Vall d’Hebrón, estamos participando en el que se se está aplicando este fármaco a pacientes críticos, pero aún no ha finalizado por lo que todavía no tenemos resultados», explica Benito Almirante.