Ifema fue un balón de oxígeno para la red sanitaria

En el hospital de campaña de la Feria de Madrid se ha atendido a miles de pacientes con coronavirus

Eduardo López-Puertas, director general de Ifema
Eduardo López-Puertas, director general de IfemaLuis DiazLa Razón

De «milagro» en «milagro». A finales de año, Ifema logró en tiempo récord adecuar sus instalaciones para que se pudiera llevar a cabo en nuestro país la Cumbre del Clima. Lo que entonces, en diciembre, parecía ya un hecho insólito se iba a quedar corto con lo que desgraciadamente se avecinaba. Así, si China logró construir un hospital en menos de diez días, la Feria de Madrid adaptó sus instalaciones para poder hacer frente a la embestida del Covid-19 en la Comunidad de Madrid en un tiempo inimaginable: en menos de 24 horas, el 21 de marzo, parte del recinto se adaptó para poder habilitar más de 1.350 camas.

Todo un esfuerzo y saber hacer que permitió que por este hospital de campaña de Ifema, que se llegó a llamar en su día «el Wuhan español», pasaran miles de pacientes con coronavirus.

Su rápida adecuación supuso todo un balón de oxígeno para el resto de la red sanitaria de la región al conseguir aliviar la presión asistencial en pleno pico de la pandemia en los hospitales madrileños. Y es que en este recinto se llegó a atender a más de 1.000 enfermos de coronavirus de manera simultánea. Algo también inédito. Por todo ello, LA RAZÓN quiso rendir un homenaje muy especial a la Feria de Madrid, incluidos los mil sanitarios, el servicio de lavandería, limpieza y catering y a todos los voluntarios que acudieron para arrimar el hombro.

Centro logístico

Aunque la actividad de la Feria de Madrid no acabó ahí, tal y como recordó Eduardo López-Puertas, director general de Ifema, tras recoger la placa honorífica de manos de la presidenta de la Comunidad de Madrid y de Francisco Marhuenda: «Ha sido todo un reto, han sido 41 días muy intensos y casi tres meses no sólo de acoger enfermos, sino también de mantener todas las mercaderías y suministros que han llegado a Ifema para repartir al resto de hospitales de la Comunidad de Madrid»; unas funciones como centro logístico que empezaron antes de convertirse en hospital de campaña y que continuaron durante y después. En definitiva, todo un ejemplo del esfuerzo de muchas personas que han ayudado y demostrado que trabajando todos juntos podremos ganar la batalla al Covid-19.