Pulmones y corazones dañados por el coronavirus pueden recuperarse tras varios meses

El deterioro del aparato respiratorio mejora un 56 por ciento pero tres meses después de recibir el alta

Los pulmones y corazones de los pacientes dañados por el coronavirus mejoran con el tiempo, según ha demostrado un estudio realizado por un grupo de investigadores austriacos de la Clínica Universitaria de Innsbruck, que han hecho un detallado seguimiento durante varios meses a 86 pacientes hospitalizados.

Los pacientes, ingresados entre el 29 de abril y el 9 de junio, se sometieron a evaluaciones a las 6, 12 y 24 semanas después de ser dados de alta, en lo que se dice que es el primer seguimiento de personas infectadas con Covid-19. Durante estas visitas se realizaron exámenes clínicos, análisis de laboratorio, análisis de las cantidades de oxígeno y dióxido de carbono en sangre y pruebas de función pulmonar, informa “The Independent”.

En el momento de su primera visita, más de la mitad de los pacientes tenían al menos un síntoma persistente, predominantemente falta de aire y tos, y las tomografías computarizadas (popularmente conocidas como TAC) todavía mostraban daño pulmonar en el 88 por ciento de los pacientes.

En el momento de la segunda visita, 12 semanas después del alta, los síntomas habían mejorado y el daño pulmonar se redujo al 56 por ciento. Un total de 56 pacientes (el 65 por ciento) mostraron síntomas persistentes en el momento de su visita de seis semanas. La falta de aire fue el síntoma más común (40 pacientes, 47 por ciento), seguido de la tos (13 pacientes, 15 por ciento).

En la visita de 12 semanas, la dificultad para respirar había mejorado y estaba presente en 31 pacientes (39 por ciento), pero 13 pacientes (15 por ciento) seguían tosiendo. En esta etapa, es demasiado pronto para tener resultados de las evaluaciones a las 24 semanas.

La doctora Sabina Sahanic, estudiante de doctorado clínico en la Clínica Universitaria de Innsbruck y parte del equipo que llevó a cabo el estudio, dijo: “La mala noticia es que las personas muestran deterioro pulmonar por Covid-19 semanas después del alta; la buena noticia es que el deterioro tiende a mejorar con el tiempo, lo que sugiere que los pulmones tienen un mecanismo para repararse a sí mismos“.

En cuanto al daño cardiaco, en la visita de control a las seis semanas de recibir el alta, los ecocardiogramas mostraron que 48 pacientes (58,5 por ciento) tenían disfunción del ventrículo izquierdo del corazón en el punto en que se relaja y dilata (diástole).

Los indicadores biológicos de daño cardíaco, coágulos de sangre e inflamación fueron todos significativamente elevados. Para Sahanic, “afortunadamente no observamos ninguna disfunción cardíaca grave asociada al coronavirus en la fase posaguda. “La disfunción diastólica que observamos también tendió a mejorar con el tiempo”.