Enjuagues bucales y Covid-19

Una nueva investigación muestra que algunos antisépticos pueden reducir eficazmente la carga viral en la boca en personas que han tenido la infección, y así ayudar a reducir la propagación del virus.

Las partículas del SARS-CoV-2 usan principalmente las cavidades orales y nasales para entrar en el organismo.
Las partículas del SARS-CoV-2 usan principalmente las cavidades orales y nasales para entrar en el organismo.AP

La higiene de manos, la distancia social y la mascarilla son, hasta ahora, las únicas medidas que se han mostrado efectivas en el día a día para disminuir los contagios. Se sabe que las principales vías de entrada del virus causante de la Covid-19 son las cavidades nasales y orales, e investigar nuevos modos de aumentar su protección es un terreno conocido para los científicos. Hace unos meses, diversas investigaciones en cultivos celulares (organoides) mostraron que productos como colutorios orales, enjuagues bucales, antisépticos de peróxido y sueros de los que se utilizan para lavar las fosas nasales de los bebés, disminuían la carga viral en el área buconasal de las personas positivas en Covid-19.

En España, un estudio llevada a cabo por Grupo Etiología y Tratamiento de las Enfermedades Periodontales y Periimplantarias de la Facultad de Odontología de la Universidad Complutense de Madrid, mostró que el uso de colutorios antisépticos bucales con povidona-yodo, cloruro de cepilpiridino (CPC) o peróxido de oxígeno, entre otros, podrían ayudar a reducir la severidad de virus y el riesgo de transmisión mediante un descenso de la carga viral en la boca en los individuos infectados.

Ahora, una nueva investigación, llevada a cabo por el Colegio de Medicina de Penn State (Estados Unidos), se suma a estas evidencias analizando un mayor número de estos productos y mostrando que puedan inactivar al SARS-CoV-2 y, con ello, ayudar a reducir la propagación de la infección.

Para el trabajo, los científicos usaron una prueba para replicar la interacción del virus en las cavidades nasales y orales con los enjuagues y los colutorios. Trataron soluciones que contenían una cepa de coronavirus humano, que sirvieron como una alternativa fácilmente disponible y genéticamente similar para el SARS-CoV-2, con las soluciones de sueros/champús para bebés, varios antisépticos de peróxido y algunas marcas de enjuagues bucales. Los resultados indican que, en un tiempo entre 30 segundos y un minuto, los productos inactivaron el 99,99% del virus. Ante estos prometedores resultados, el siguiente paso será probarlo en ensayos clínicos.