Sociedad

Actualidad

Aumentan los casos de VIH en Europa con España como país a la cabeza de esta preocupante tendencia

Más del 40% de los pacientes de Sida reciben un diagnóstico tardío de la enfermedad

Recientemente se ha celebrado el Día Mundial contra el Sida, arrojando luz sobre la persistencia de esta enfermedad, la cual, lejos de desaparecer, está experimentando un repunte en Europa. España se encuentra en la vanguardia de esta preocupante tendencia, con una tasa anual de 3.500 nuevos casos de VIH, superando la media de la Unión Europea. Más del 40% de las personas con VIH reciben un diagnóstico tardío, y lamentablemente, cuatro de cada diez son diagnosticadas en una fase de inmunodepresión, según el Grupo de Estudios del Sida de la Sociedad Española de Enfermedades Infecciosas y Microbiología Clínica (GeSIDA).

La problemática se agrava con el hecho de que el 7,5% de los nuevos casos desconoce estar infectado, una cifra que, aunque menor que el 13% reportado por el Ministerio de Sanidad, aún refleja un significativo infradiagnóstico. Con el objetivo de combatir esta realidad, en el marco de la Semana Europea de la Prueba, GeSIDA insta a las autoridades a promover y facilitar el diagnóstico temprano, abogando por la realización de cribados en poblaciones clave.

Según diversos expertos en la materia "es fundamental facilitar el diagnóstico para evitar el estigma asociado con el VIH". Para ello, se proponen medidas como la dispensación sin receta del autotest en las farmacias y la realización de pruebas en entornos como Atención Primaria, servicios de urgencia y centros comunitarios de salud sexual. A pesar de los avances, España aún no cumple con dos de los tres objetivos de Onusida, subrayando la necesidad de intensificar los esfuerzos para garantizar que el 95% de las personas con VIH esté diagnosticado y que el 95% de ellos alcance una carga viral indetectable.