Cargando...
Noticias destacadas

Tecnología médica

La ultra alta definición llega al diagnóstico por tomografía computarizada

Es el único sistema disponible con tecnología de medición de fotones autorizado para uso clínico

En Resumen
Esta tecnología, por su rapidez y gran resolución espacial, será crucial para el estudio de las arterias coronarias Hospital Universitario de ZúrichHospital Universitario de Zúrich

La tecnología Photon Counting permite crear imágenes de tomografía computarizada (TC) de alta resolución espacial, sin ruido y con una relación contraste-ruido mejorada, información multiespectral y a una dosis de radiación más baja. Todo ello hace posible obtener imágenes más detalladas para poder valorar patologías con mayor precisión.

Así, permite una mayor visualización de pequeñas estructuras anatómicas y, gracias a su aporte de información espectral intrínseca en cada escaneo, brinda información funcional que aporta mayor precisión diagnóstica.

En definitiva, se trata de una técnica no invasiva que permite obtener un análisis minucioso de las imágenes obtenidas que ofrecen mayor seguridad y precisión. Así, los médicos pueden ofrecer diagnósticos más concluyentes y tomar decisiones terapéuticas más seguras.

Como con ella se pueden obtener imágenes más detalladas de varios sistemas y órganos diferentes, de «las especialidades que más se van a beneficiar de esta tecnología serán Cardiología, Neumología, Pediatría, Oncología, Neurología, Urología y Traumatología», explica la doctora Nadine Romera, responsable de la Unidad de Diagnóstico por la Imagen del Hospital Quirónsalud Barcelona.

Este hospital y el Universitario Quirónsalud Madrid incorporarán próximamente dos escáneres Naeotom Alpha con Quantum Technology, desarrollados por Siemens Healthineers.

Se trata de los primeros que se instalarán en España del único sistema disponible comercialmente con tecnología de medición de fotones autorizado para uso clínico.

Para la doctora, «estos escáneres marcarán la diferencia por su calidad de imagen en los estudios de estructuras pequeñas a nivel cerebral, óseo y pulmonar, como por ejemplo los conductos auditivos. Tienen una alta resolución espacial con reducción de artefactos metálicos que permiten valorar múltiples dispositivos y las estructuras adyacentes, como los implantes cocleares al detalle».

«Y por su baja radiación –prosigue–, tienen una gran importancia en la población pediátrica y en el cribado y seguimiento de patologías tumorales, como el cáncer de pulmón, o no tumorales, como la fibrosis pulmonar».

Y es que estos equipos «radian un 20% menos que los que menos radian y un 70% menos que un TC convencional», detalla el doctor Vicente Martínez de Vega, jefe del Servicio de Diagnóstico por la Imagen del Hospital Universitario Quirónsalud Madrid.

«Esta baja radiación –prosigue el doctor Martínez de Vega– abre el campo a la realización de cribados con más seguridad. Entre los que se pueden beneficiar está el de nódulos pulmonares, el de coronarias, etcétera».

«La tecnología de estos escáneres permite una reducción del ruido (artefactos) hasta un 47%», añade la doctora.

Otra de las ventajas del equipo es «la reducción en la dosis de contraste. Por ejemplo, para estudiar un corazón en las primeras tomografías computarizadas utilizábamos entre 90 a 110 cc. de contraste, con los equipos actuales se utilizan entre 50 y 60 cc. de contraste y con este nuevo equipo utilizaremos entre 20 y 30 cc.», explica Martínez de Vega.

También servirá para estudiar «cualquier aplicación vascular. Esto se consigue porque el equipo diferencia y potencia la visualización del yodo, lo que permite que se vea mucho mejor, aunque exista poca concentración de contraste», detalla el doctor.

Y es que este equipo, además de mejorar la resolución espacial y temporal, es capaz de eliminar artefactos metálicos de prótesis o marcapasos, además de quitar las placas de calcio de la imagen.

Todo ello permite realizar estudios con mayor exactitud y hacer otros que hasta ahora quedaban descartados para TC, como era el caso de las arritmias, en pacientes con alta carga de calcio coronario, etcétera.

Esto, según la doctora, impactará en un mejor manejo clínico y terapéutico del paciente, ya que «nos va a permitir seleccionar mejor a los pacientes que van a requerir tratamiento invasivo de aquellos que no se van a beneficiar de dichos tratamientos, evitando de este modo el riesgo que conllevan».

Además, por su rapidez de adquisición y gran resolución espacial, en la patología cardiovascular será crucial para el estudio de las arterias coronarias.

Y es que como precisa el doctor Martínez de Vega, aunque «hoy tenemos equipos muy rápidos, este lo es aún más. Puede adquirir la imagen de todo el cuerpo en menos de un segundo, por lo que es muy cómodo para el paciente».

Y «en Urología, permite caracterizar las litiasis o las lesiones renales de muy pequeño tamaño, sin tener que recurrir a técnicas de imagen complementarias», añade la doctora Romera.

Cargando...