Transparencia y menos rigidez en la Ley de Contratos para gerentes

Para gerentes e industria, la Ley de Contratos debe mantener sus estándares de transparencia pero ser menos rígida

Juan Manuel Fernández, José Ramón Luis-Yagüe, Luis Carretero, Ibrahim Hernández y Sandra Flores. Foto: Redacción MédicaLa RazónLa Razón

Tanto la industria farmacéutica como los gerentes de la sanidad pública española piden unos mayores estándares de transparencia, al tiempo que una menor rigidez, para evitar ese exceso de burocracia en la contratación “que facilita la corrupción del gestor”. Así se puso de manifiesto en el XII Encuentro Nacional de Directiv@s de la Salud en clara referencia a la Ley de Contratos del Sector Público, organizado por la revista Redacción Médica, con la colaboración de la Sociedad Española de Directivos de la Salud (Sedisa) y el patrocinio de varias industrias farmacéuticas.

Según Luis Carretero, gerente del Departamento de Salud de Denia (Alicante), la burocracia es el principal aliado de gestor corruptor, porque “aporta procedimientos más rígidos y farragosos que dificulta una oferta transparente”. En su intervención este gerente apostó por el modelo de su hospital público, que se basa en la gestión privada. “Para ello –añadió- aplicamos sistemas basados en objetivos e incentivos y se establecen pactos de gestión clínica con todas las unidades y se evalúan los resultados para medir los márgenes de eficiencia”.

Compartió la misma idea el director del Hospital General de Albacete, Ibrahim Hernández, al insistir en una “ley farragosa”, por lo que “hay que simplificar y salir de las fórmulas clásicas”. También advirtió de la necesidad de realizar un cambio en la provisión de medicamentos: “Esta crisis nos está obligando a cambiar la formar de actuar y asimismo es obligada una colaboración más estrecha entre el sector público y el privado”.

José Ramón Luis-Yagüe, director del departamento de Relaciones de Farmaindustria con las Comunidades Autónomas, destacó que el sector de las farmacéuticas sufre, como los hospitales, el retraso en la autorización de los medicamentos. Por último, Sandra Flores, responsable de la Dirección de Farmacia Hospitalaria del Hospital Virgen del Rocío, de Sevilla, habló de que la llegada de un medicamento nuevo nunca debe suponer un problema, sino “una oportunidad que tiene que evaluarse”. Al aludir a la crisis sanitaria de Covid-19 incidió en que ha impactado sobremanera en la gestión de las autoridades sanitarias, lo que “supone que los hospitales están sufriendo una presión enorme”.

Por ello sugirió nuevas formas de financiación y de refuerzo del sistema sanitario y buscar un modelo de gestión de riesgo compartido. “Las nuevas fórmulas de financiación -agregó- no son una solución universal, sino que es una parte que tiene que complementarse con otras”.