España exigirá a los viajeros procedentes de países de riesgo una PCR negativa

Illa finalmente escucha las peticiones de la Comunidad de Madrid y accede al cribado en aeropuertos. La medida entrará en vigor el 23 de noviembre

Finalmente, el ministro de Sanidad, Salvador Illa, ha dado su brazo a torcer y exigirá a los viajeros procedentes de zonas de riesgo una PCR negativa las 72 horas previas a la llegada a España, según ha trasladado a las comunidades autónomas en la reunión del Consejo Interterritorial de esta tarde. La medida entrará en vigor a partir del 23 de noviembre, mientras que en los aeropuertos de las principales capitales como París, Roma, Londres, Berlín, Bruselas, Atenas, Ámsterdam, Viena o Moscú lleva funcionando hace tiempo. Mientras tanto, Canarias ya había tomado cartas en el asunto para imponer esa obligación, y a partir del próximo sábado 14 de noviembre todos los turistas (españoles y extranjeros) deberán presentar en la recepción del hotel una prueba negativa para alojarse.

Illa siempre se ha mostrado reacio a implementar esta herramienta de contención, pese a las constantes peticiones de la presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso. Antes de que se abrieran de nuevo las fronteras, Ayuso escribió incluso una carta a Pedro Sánchez para la elaboración de un plan “urgente” en el aeropuerto de Barajas a partir del 21 de junio, cuando empezó de nuevo a funcionar el espacio Schengen. “Considero que, del mismo modo que para viajar a países tropicales es obligatorio vacunarse previamente, para venir a España parece necesario exigir PCR a los viajeros procedentes de los países más afectados y establecer un canal de comunicación con los sistemas de salud de las distintas comunidades para analizar más propuestas”, escribió en aquellas fechas la presidenta madrileña en la misiva que difundió a través de su cuenta de Twitter. Pero desde Sanidad “no eran proclives”. Según explicaba Fernando Simón, director del CCAES, realizar PCR a aviones con 300 pasajeros requiere criterios técnicos, sanitarios y logísticos”. Desde el Ministerio, aseguraba, “estamos dudando que puede haber un interés real, hay que valorar si aportará algo”.

Hace tan solo un mes, Salvador Illa seguía en sus trece. En una entrevista a finales de septiembre, reiteró que el problema no está en los aeropuertos porque los casos importados del verano constituían tan solo el 0,02% y en la Comunidad de Madrid el 0,3%. “Estamos en contacto con los países europeos para adoptar controles comunes, pero haríamos mal en penar que el problema lo tenemos aquí”, respondía.

Mostrar el documento original

Con todo, Sanidad finalmente ha dado la razón a Ayuso y exigirá PCR negativa a los turistas. Un anuncio que llega después de que no solo Madrid, sino también Cataluña, Canarias y Baleares hubieran pedido a Sanidad en reiteradas ocasiones la realización de test en sus aeropuertos para controlar la propagación del virus. Según ha informado el ministerio a través de un comunicado, “esta medida se suma a los controles sanitarios que ya se llevan a cabo actualmente a todos los pasajeros internacionales en los puntos de entrada”. Es decir, se mantiene también el control de temperatura y el control visual y documental. A partir del 23 de noviembre, el Formulario de Control Sanitario, además, recogerá una pregunta sobre si dispone de una PCR negativa realizada las 72 horas previas a la llegada a España. “En cualquier momento se podrá solicitar al pasajero la acreditación del resultado de la prueba. El documento deberá ser el original, redactado en español o inglés, y podrá ser presentado en formato papel o electrónico”, informan. Si el formulario no se ha podido cumplimentar telemáticamente (a través de la web www.spth.gob.es) se podrá presentar en formato papel antes del embarque. “Em este caso, deberá ir acompañado con el documento acreditativo original de la realización de la prueba diagnóstica”.

¿A qué nacionalidades?

Para la designación de las zonas de riesgo a cuyos ciudadanos se les exigirá una PCR negativa , en el caso de la UE y países asociados a Schengen se tomará como referencia el mapa elaborado por el “sistema del semáfoto” elaborado por el Centro Europeo para la Prevención y el Control de Enfermedades. Solo los ciudadanos de las zonas en verde (con una incidencia acumulada en los últimos 14 días de 25 casos por 100.000 habitantes) podrían viajar libremente. Solo Grecia, Finlandia y Noruega tienen más de una región están en verde. El resto de países están en rojo.