Más contagios e ingresados en UCI un mes después del estado de alarma

10 regiones registran más incidencia que en octubre y 14 atienden a más enfermos graves

Un enfermo de Covid-19 es atendido por una fisioterapeuta en la UCI del hospital Son Espases de Palma de Mallorca
Un enfermo de Covid-19 es atendido por una fisioterapeuta en la UCI del hospital Son Espases de Palma de MallorcaCATI CLADERAEFE

España va a cumplir el jueves un mes desde la declaración del último estado de alarma que aprobó el Gobierno y la situación epidemiológica de la Covid-19 apenas ha mejorado en este tiempo. La incidencia de casos es peor, de hecho, en algunos territorios y la ocupación de las camas de agudos y de críticos en las unidades de cuidados intensivos (UCIS) se ha disparado desde entonces en todo el país. Los datos que maneja el Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias (CCAES) del Ministerio de Sanidad revelan en concreto un mayor número de contagios de Covid-19 diagnosticados durante los últimos 14 días por cada 100.000 habitantes en un total de 10 autonomías.

Esta subida de las infecciones con respecto a las contabilizadas hace un mes se registra de hecho en todos los territorios salvo en Aragón, Navarra, Extremadura, La Rioja, Cataluña, Castilla-La Mancha y Madrid, que salvan las estadísticas conjuntas. Especialmente preocupantes son las subidas de casos de Andalucía, Asturias, Cantabria, Castilla y León o País Vasco, por poner sólo algunos ejemplos. Los datos ponen de manifiesto que los cierres perimetrales y de la hostelería han tenido un mayor impacto en los territorios que hace un mes presentaban una mayor incidencia, pero apenas han logrado suavizar la tendencia al alza en otros que en octubre no se encontraban entre los más afectados dentro de esta fase de la pandemia.

Las infecciones que se han venido produciendo en este tiempo han provocado, además, que los hospitales de la mayor parte del país estén más llenos que hace un mes. El 26 de octubre España contabilizaba 169.546 pacientes hospitalizados de Covid durante la pandemia. Ayer, la cifra ascendía ya a 185.085. Según los datos de Sanidad, ayer había 17.695 ingresados, por los 16.008 de un mes antes, lo que ha tenido repercusión en el porcentaje de ocupación. A finales de octubre los enfermos Covid-19 ocupaban el 13,72% de las camas de los hospitales del Sistema Nacional de Salud (SNS). El porcentaje alcanza este mes el 14,26%. Más preocupante es la tasa de ocupación de las UCIS por parte de estos pacientes. Las estadísticas del CCAES revelan que hace un mes España contabilizaba 15.192 enfermos ingresados en ellas desde el estallido de la pandemia en marzo. El 26 de octubre, nada más declararse el estado de alarma, 2.163 pacientes en estado crítico permanecían en ellas. Un mes después, el número de enfermos desde el principio de la crisis alcanza los 15.496, y permanecían ingresados 2. 922.

Correlativamente, el porcentaje de ocupación ha subido en toda España del 24,24% al 29,98%. Las comunidades en las que ha aumentado la ocupación de las UCIS son mayoría: Andalucía, Aragón, Asturias, Baleares, Cantabria, Castilla-La Mancha, Castilla y León, Cataluña, Comunidad Valenciana, Extremadura, Galicia, Murcia, Pais Vasco y La Rioja. En este tiempo, sólo ha descendido la ocupación en Madrid, Navarra y Canarias. Así pues, la situación es peor en 14 autonomías, y sólo ha mejorado en tres.

Los datos revelan, asimismo, que las comunidades más reticentes en un principio a realizar test rápidos se han sumado a la tendencia que inauguró en septiembre Madrid. Al decretarse el estado de alarma seis autonomías no notificaban a Sanidad la realización de pruebas de este tipo.

Eran Asturias, Baleares, Canarias, Cantabria, Extremadura y Galicia. Un mes después, todas ellas ya los realizan en mayor o menor medida, aunque la única que sigue haciendo más pruebas rápidas que PCR es Madrid, junto con las ciudades de Ceuta y Melilla. Las tres han registrado un descenso vertiginoso de la incidencia paralelo a la generalización de dichas pruebas.