La ola de frío continuará hasta el miércoles con mínimas en torno -20º en el centro de la Península

Una inversión térmica empeorará notablemente la calidad del aire sobre todo en Madrid y en Valladolid

Un termómetro situado en una parada de autobús cercana al edificio de Metrópolis marca -5º, en Madrid
Un termómetro situado en una parada de autobús cercana al edificio de Metrópolis marca -5º, en MadridEduardo Parra Europa Press

La ola de frío que comenzó el pasado 5 de enero y que iba a terminar este jueves se prolongará hasta el próximo miércoles, según ha informado la Agencia Estatal de Meteorología (AEMET) que avisa de que las temperaturas mínimas seguirán en torno a los -20ºC en las mismas zonas del centro y el este peninsular.

Tras el paso de la borrasca Filomena y debido a la misma, existe un extenso manto nivoso que cubre gran parte del interior peninsular. Por otra parte, un anticiclón con centro al oeste de la Península extiende sus altas presiones sobre la misma, aportando gran estabilidad. Esto ocasionará que la masa de aire que tenemos sobre la Península se mantenga estacionaria, con vientos flojos e incluso calmas.

Se espera que durante los próximos días dicho anticiclón se desplace hacia el este de manera progresiva centrándose sobre la Península. Esto, junto con la cobertura nivosa, provocará que las temperaturas continúen siendo muy bajas, especialmente las mínimas y en las zonas donde existe nieve en el suelo.

Por tanto se espera que continúen las fuertes heladas generalizadas en amplias zonas bajas del interior, manteniéndose muy fuertes en una extensa zona del centro e interior del este peninsular, que es donde se han registrado las nevadas más importantes. Se esperan temperaturas nocturnas muy bajas durante los próximos días, continuando de forma generalizada registrándose valores de unos -10/-15 ºC e incluso de -15/-20ºC en zonas del este de Castilla La Mancha y suroeste de Aragón. Además, se espera que la bajada de temperaturas sea ligeramente más acusada en zonas del interior noreste peninsular durante el día de mañana y la madrugada del sábado debido al establecimiento de un flujo de aire frío continental del norte que se retirará a lo largo de este último día.

Este episodio de temperaturas anormalmente bajas finalizará en principio probablemente el miércoles día 20, con el establecimiento de un flujo del suroeste acompañando a la entrada de un frente atlántico que recorrerá la Península de oeste a este, dando lugar a precipitaciones generalizadas.

En este sentido, el portavoz de la AEMET, Rubén del Campo, ha explicado a Europa Press que esta podría convertirse en la segunda ola de frío más duradera de este siglo, después de la que se registró en diciembre de 2001.

"La cobertura de nieve persiste, el ambiente sigue muy estable, con cielos despejados y los vientos están en calma lo que provocará heladas muy fuertes por lo que ampliamos el aviso por ola de frío al menos hasta el lunes", ha resumido.