“Las Mariposas”: Así eran las inspiradoras del día la eliminación de la violencia contra la mujer

Patria, Minerva y María Teresa fueron asesinadas a golpes por los matones del dictador dominicano Trujillo

la razon
la razonLa RazónLa Razon

Patria, de 36 años y sus hermanas Minerva, de 34, y María Teresa, de 25, regresaban junto al conductor Rufino de la Cruz de visitar a sus maridos en la prisión de Puerto Plata. El vehículo en el que viajaban fue interceptado por los matones de Rafael Leónidas Trujillo, el sanguinario dictador dominicano que dirigía el país. El conductor fue asesinado a sangre fría y las tres hermanas fueron secuestradas y ejecutadas a golpes, de forma salvaje.

La violencia desmesurada con la que actuaron sobre Patria, Minerva y María Teresa no fue casual. Era el 25 de noviembre de 1960. Las tres hermanas, conocidas como “Las Mariposas”, eran las responsables del mayor movimiento opositor que Trujillo había tenido en sus 31 años de mandato. Procedentes de una familia con tradición política, Minerva fue una de las primeras mujeres en licenciarse en la universidad. De hecho, Trujillo se fijó en ella en un baile de la universidad y la invitó a bailar, pero Minerva le desafió. La respuesta fue contundente, encarceló a su padre y evitó que pudiera ejercer de abogada.

María Teresa Mirabal
María Teresa Mirabal

Las hermanas, junto a sus maridos, fundaron el movimiento “14 de junio” de oposición al régimen. La respuesta fue una ola de represión en enero de 1960. Minerva, María Teresa y sus maridos fueron enviadas a prisión. Las hermanas cantaban a diario a los hombres que estaban en otros módulos de la prisión y comenzaron a llamarlas las mariposas. La presión internacional obligó a Trujillo a liberar a las hermanas.

Pero tres meses después, las encontraron muertas en su coche. Los periódicos informaban al día siguiente que el Jeep en el que viajaban se había precipitado por un acantilado, pero todo el mundo sabía que detrás del incidente estaba el servicio secreto de Trujillo.

Tras el desafío de Minerva, Trujillo ordenó el encarcelamiento de su padre
Tras el desafío de Minerva, Trujillo ordenó el encarcelamiento de su padre FOTO: Archivo

El cuádruple crimen quedó impune pero precipitó la caída del dictador, que fue derrocado seis meses después (30 de mayo de 1961). En 1962, en un juicio “histórico” los autores materiales de esta salvaje matanza crimen fueron condenados a penas de entre 20 y 30 años. Sin embargo, en menos de dos años estaban de nuevo en la calle. Así, los asesinos de las hermanas Mirabal fueron muriendo en sus casas tranquilos, protegidos y con un salario del Estado.

Pero el desafío de Patria, Minerva y María Teresa Mirabal las convirtió en un símbolo de la lucha contra la violencia femenina, una lacra que sigue provocando miles de muertes en todo el mundo.

Minerva, junto a su hermana María Teresa
Minerva, junto a su hermana María Teresa FOTO: Archivo

El origen del día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra la Mujer se remonta a 1981, cuando militantes y activistas en favor de los derechos de las mujeres se echaron a la calle para protestar contra la violencia de género. Dos años antes, en 1979, la ONU consiguió la aprobación de la Convención sobre la eliminación de todas las formas de discriminación contra la mujer.

Sin embargo, la violencia contra mujeres y niñas continuó (y continúa) siendo un grave problema a nivel mundial, por lo que se precisaba una normativa concreta en este aspecto. Por esta razón, la ONU dictó en 1993 una resolución que incluye la emblemática “Declaración sobre la eliminación de la violencia contra la mujer”, sentando las bases para un futuro libre de violencia de género.

Las hermanas, junto a sus maridos, fundaron el movimiento de oposición 14 de junio, que permitió el derrocamiento de Trujillo tras la muerte de "Las Mariposas"
Las hermanas, junto a sus maridos, fundaron el movimiento de oposición 14 de junio, que permitió el derrocamiento de Trujillo tras la muerte de "Las Mariposas" FOTO: Archivo

En el ámbito de la concienciación, la Asamblea General adoptó en el año 2000 la resolución que designaba el 25 de noviembre como el Día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra la Mujer, invitando a gobiernos, organizaciones internacionales y ONGs a tomar manos en el asunto y coordinar actividades todos los años sobre esta fecha que eleven la conciencia pública.

Otro paso adelante fue la campaña “ÚNETE para Poner Fin a la Violencia contra las Mujeres”, puesta en marcha en 2008, con el objetivo de aumentar el nivel de concienciación sobre el problema y buscar soluciones políticas para solventarlo.

Trujillo era un dictador sanguinario., que dominó el país durante 30 décadas
Trujillo era un dictador sanguinario., que dominó el país durante 30 décadas FOTO: Archivo

Un largo camino que recorrer

Pero todavía queda un largo camino que recorrer a nivel global. Hasta la fecha, solo dos de cada tres países han prohibido la violencia doméstica, mientras que en 37 estados todavía no se juzga a los violadores si están casados o si se casan posteriormente con la víctima. Además, en otros 49 estados todavía no existe legislación que proteja a las mujeres de la violencia doméstica.

En España comenzaron a contabilizarse los crímenes machistas en 2003 y hasta el día de hoy ha habido que lamentar 1.118 asesinatos, de los que 37 corresponden a este año 2021. Otras víctimas de este tipo de violencia son los niños. Desde 2013, 44 menores han sido asesinados en el ámbito de la violencia doméstica y 330 han quedado huérfanos (24 en 2021).

Todas estas medidas han servido para concienciar a la sociedad y ayudar a las víctimas a dar un paso adelante y denunciar su situación, oculta durante muchos años y que poco a poco está comenzando a salir a la luz. De hecho, desde 2008 se han presentado 1.784.401 denuncias, de las que 75.722 corresponden a los primeros meses de este año.

ACOMPAÑA CRÓNICA: REPÚBLICA DOMINICANA VIOLENCIA MACHISTA STO01. SALCEDO (REPÚBLICA DOMINICANA), 24/11/2020.- Fotografía del exterior de la Casa Museo Hermanas Mirabal, el 19 de noviembre de 2020, en Salcedo (República Dominicana). Patria, Minerva y María Teresa Mirabal desafiaron al sanguinario dictador dominicano Rafael Leónidas Trujillo (1930-1961) y pagaron con sus vidas por ello, convirtiéndose en un símbolo de la lucha contra la violencia femenina, un flagelo que, sin embargo, sigue desangrando al mundo. EFE/ Orlando Barría
ACOMPAÑA CRÓNICA: REPÚBLICA DOMINICANA VIOLENCIA MACHISTA STO01. SALCEDO (REPÚBLICA DOMINICANA), 24/11/2020.- Fotografía del exterior de la Casa Museo Hermanas Mirabal, el 19 de noviembre de 2020, en Salcedo (República Dominicana). Patria, Minerva y María Teresa Mirabal desafiaron al sanguinario dictador dominicano Rafael Leónidas Trujillo (1930-1961) y pagaron con sus vidas por ello, convirtiéndose en un símbolo de la lucha contra la violencia femenina, un flagelo que, sin embargo, sigue desangrando al mundo. EFE/ Orlando Barría FOTO: Orlando Barría EFE
ACOMPAÑA CRÓNICA: REPÚBLICA DOMINICANA VIOLENCIA MACHISTA STO01. SALCEDO (REPÚBLICA DOMINICANA), 24/11/2020.- Fotografía del interior de la Casa Museo Hermanas Mirabal, el 19 de noviembre de 2020, en Salcedo (República Dominicana). Patria, Minerva y María Teresa Mirabal desafiaron al sanguinario dictador dominicano Rafael Leónidas Trujillo (1930-1961) y pagaron con sus vidas por ello, convirtiéndose en un símbolo de la lucha contra la violencia femenina, un flagelo que, sin embargo, sigue desangrando al mundo. EFE/ Orlando Barría
ACOMPAÑA CRÓNICA: REPÚBLICA DOMINICANA VIOLENCIA MACHISTA STO01. SALCEDO (REPÚBLICA DOMINICANA), 24/11/2020.- Fotografía del interior de la Casa Museo Hermanas Mirabal, el 19 de noviembre de 2020, en Salcedo (República Dominicana). Patria, Minerva y María Teresa Mirabal desafiaron al sanguinario dictador dominicano Rafael Leónidas Trujillo (1930-1961) y pagaron con sus vidas por ello, convirtiéndose en un símbolo de la lucha contra la violencia femenina, un flagelo que, sin embargo, sigue desangrando al mundo. EFE/ Orlando Barría FOTO: Orlando Barría EFE

Un crimen político convertido en símbolo de la lucha de la mujer

Curiosamente, la muerte de “Las Mariposas” no fue un caso de violencia de género, sino un crimen político, pero simbolizó la lucha de millones de mujeres por reivindicar sus derechos. Su casa, en la que se refugiaron durante los últimos meses de su vida, se ha convertido en un lugar de culto. Allí descansan los restos de las tres hermanas Mirabal. Sus vestidos, camas, muebles, así como la máquina de escribir de Minerva y las de coser de Patria y María Teresa se mantienen intactos gracias al cuidado, primero de su madre y luego de Dedé, única sobreviviente de las hermanas y que falleció en 2014.

Los visitantes son mayoritariamente estudiantes a los que se enseña la lucha de las Mirabal, una lucha de una generación que dio su vida para que hubiera democracia, porque se termina la dictadura, para que se respetaran los derechos de los dominicanos y de las dominicanas.

Tras el fallecimiento de Dedé, la Casa Museo está ahora bajo la responsabilidad de los hijos de las Mariposas quienes, como cada 25 de noviembre, serán homenajeadas en su tierra natal.