¿Son realmente eficaces los remedios para la resaca?

El absentismo relacionado con el alcohol tiene un gran impacto en la productividad económica a nivel de la población. Estudios recientes realizados en Estados Unidos sugieren que los síntomas de la resaca pueden llegar a costar a las empresas hasta 2.000 dólares por empleado al año

Varias botellas de alcohol en la barra de un bar
Varias botellas de alcohol en la barra de un bar

La resaca inducida por el alcohol se refiere a la combinación de efectos negativos tanto mentales como físicos que se pueden experimentar después de consumir alcohol, comenzando cuando la concentración de alcohol en sangre se acerca a cero. Los mecanismos fisiológicos que sustentan la resaca son complejos y no se comprenden completamente. Se cree que todos los factores genéticos del individuo juegan un papel esencial en la manifestación de la resaca.

Los síntomas son angustiantes y pueden afectar negativamente las actividades de la vida diaria de una persona junto a su desempeño laboral y académico. Además, el absentismo relacionado con el alcohol tiene un gran impacto en la productividad económica a nivel de la población. Estudios recientes realizados en Estados Unidos sugieren que los síntomas de la resaca pueden llegar a costar a las empresas hasta 2.000 dólares por empleado al año.

Para superar este insomnio transitorio se aconseja aumentar la hidratación, evitar el alcohol, cenar ligero  y realizar ejercicio durante el día
Para superar este insomnio transitorio se aconseja aumentar la hidratación, evitar el alcohol, cenar ligero y realizar ejercicio durante el día

A menudo el remedio descrito para el alivio de los síntomas de la resaca es el consumo adicional de alcohol. Aunque esta práctica puede dar lugar a episodios de consumo excesivo, lo que conlleva un impacto negativo en la salud mental y física del individuo, que puede conducir al desarrollo de un trastorno por su consumo continuado. Como tal, la existencia de un remedio eficaz para la resaca no solo tiene el potencial para reducir la sintomatología, si no que también puede ser útil para la reducción de daños por el consumo excesivo.

Falta de rigurosidad en los estudios

El alcohol sigue siendo la droga más consumida en España
El alcohol sigue siendo la droga más consumida en España

Numerosos remedios afirman ser efectivos contra los síntomas de la resaca y muchos se comercializan como una cura efectiva, sin embargo, se carece de un evidencia científica. Los especialistas aseguran que la evidencia encontrada es de muy baja calidad, y piden que en el futuro se realicen estudios más rigurosos para poder demostrar cierta efectividad a cargo de los remedios analizados, con el objetivo de proporcionar a profesionales sanitarios, y el público en general, información más precisa.

Entre los 21 ensayos clínicos analizados, algunos de ellos sí mostraron mejoras estadísticamente significativas en los síntomas de la resaca, pero la evidencia detectada fue de muy baja calidad, confiesan los investigadores del King’s College London, South London y Maudsley NHS Foundation Trust, a cargo de la revisión. Además, ninguno de los ensayos estudió el mismo remedio y ninguno de los resultados pudo ser replicado en trabajos posteriores. De los 21 ensayos, ocho se realizaron exclusivamente en hombres. En general, los estudios eran muy imprecisos, tanto en la naturaleza del alcohol usado como en las circunstancias de consumo del mismo. Además tampoco se clarifica en qué momento se ingirió el alcohol que provocó teóricamente la resaca.

A los expertos les preocupa que el consumo de alcohol se haya normalizado entre los más jóvenes que quedan cada fin de semana para emborracharse
A los expertos les preocupa que el consumo de alcohol se haya normalizado entre los más jóvenes que quedan cada fin de semana para emborracharse

Por otro lado, los autores de la revisión se sorprendieron de que ninguno de estos ensayos clínicos evaluó el uso de analgésicos comunes como el acetaminofén o la aspirina. En la mayoría de los casos, se trata de complementos alimenticios no medicinales o que son utilizados en combinación con antiinflamatorios u otros fármacos menos habituales. Entre los elementos analizados podemos encontrar: curcumina, probióticos, L-cisteína y N-acetil-L-cisteína, combinaciones de vitaminas (tiamina, piridoxina y vitamina C), loxoprofeno, naproxeno y fexofenadina, extracto de clavo, extracto de polisacárido de acanthopanax, jugo de ginseng rojo, L-ornitina, atún, extracto de alcachofa, Morning-Fit (un compuesto de levadura seca, nitrato de tiamina, clorhidrato de piridoxina y riboflavina), propranolol, ácido tolfenámico, clometiazol y piritiona.

La mayoría de estos elementos contienen vitaminas del grupo B, sobre todo en forma de mezcla, sin una pauta clara. Según explican los investigadores responsables de la revisión, en futuros trabajos se deberían realizar métodos más rigurosos, incluyendo escalas validadas para evaluar los síntomas de la resaca. Asimismo, se echa en falta la participación de mujeres en los estudios.

A la espera de estudios más rigurosos, los investigadores lanzan la recomendación más lógica: para evitar la resaca, la mejor opción es abstenerse totalmente de su ingesta, o al menos beber con moderación.