Pedro Clarós: “Una contrariedad o una situación de estrés conducen a perder la voz”

Médico especialista en otorrinolaringología en “Voces de la Lírica” (Paídos) muestra cosas desconocidas del funcionamiento de las cuerdas vocales y dice que la voz identifica más que una huella dactilar

Pedro Clarós en el jardín de la clínica Clarós que tiene en Barcelona
Pedro Clarós en el jardín de la clínica Clarós que tiene en Barcelona FOTO: C. C.

Ha cuidado a las mejores voces de la lírica entre ellas, la de Montserrat Caballé. Especialista en otorrinolaringología, doctor en Medicina y Cirugía, en Farmacia, en Neurociencias básicas y aplicadas, y en Historia y Humanidades, «cum laudem», y en breve en Derecho y Economía, ha publicado recientemente «Voces Líricas, la influencia de las hormonas en la voz operística» (Paidós) un libro que también se ha editado ya en italiano. Cuando estudiaba en la facultad de medicina, su idea era ser cirujano plástico. Acabó su carrera de medicina y se fue a Montpellier para especializarse, como su padre, en ORL. Fue allí donde cursó la especialidad de cirugía Máxilo-Facial y ORL. Luego en París, también hizo Cirugía Plástica facial. En la Clínica Clarós de Barcelona, hoy ejerce en todas esas especialidades e investiga sobre la nariz artificial, un proyecto muy avanzado que traerá sorpresas para diagnósticos médicos y ayudas sociales. Para San Jordi sacará otro libro, La Dama de Panamá.

¿Todos podemos ser buenos cantantes?

No, radicalmente, no. Hay unas condiciones fundamentales de la genética que te predisponen a poder cantar o no. Luego viene el entrenamiento y por último las oportunidades que tenga cada uno. Cuantas veces me han dicho…mi hija es un prodigio cantando. La verdad que pocas veces esto ocurre.

¿Existe un virus o una bacteria que nos deje de repente sin voz?

Además de los problemas infecciosos, que existen, están los efectos de los sobreesfuerzos vocales, tales como un hematoma de la cuerda vocal, que conduce a una pérdida de voz de forma inmediata, en la mitad de la representación, o a lo largo de la misma.

¿Cómo evitarlo?

Técnica, control y cuidado de la voz. No forzar y sobrepasar un límite.

Ainhoa Arteta suspendió varios conciertos. ¿Los disgustos influyen en la voz?

Ainhoa es una gran profesional, la conozco muy bien. Su instrumento vocal está muy elaborado, pero le han ocurrido demasiadas cosas en poco tiempo. Los superará, pero necesita tiempo. Ella sabe que puede contar con mi ayuda, siempre lo ha hecho. La verdad que tenemos buenos sentimientos mutuos.

¿Es cierto eso de que la ira reprimida puede dejarnos sin voz?

La voz se influye por nuestros sentimientos. Una contrariedad, una situación de estrés conducen a perder la voz. Todo el mundo conoce la situación de frente a un disgusto, se pierde la voz. Son causas psicológicas que influyen mucho.

¿La depresión y las emociones influyen?

Por un doble mecanismo. Uno es por las propias emociones y la otra son los efectos de la medicación que se toman. Cuidado con la suma de los efectos colaterales de los fármacos.

 El Otorrinolaringólogo, Pedro Clarós
El Otorrinolaringólogo, Pedro Clarós FOTO: LA RAZON LA RAZON

Dice que no hay una voz igual. ¿Qué pasa con los imitadores?

La voz identifica más que una huella dactilar. Cada voz es única a cualquier otra del mundo. La policía usa sonógrafos y oscilógrafos para identificarlas. Un imitador intenta hacer una voz parecida, pero su espectro fonográfico no es el mismo. Mire, yo puedo disfrazarme y fingir que soy un personaje concreto, pero esto no quiere decir que vaya a ocupar su personalidad. Mi hermano Andrés y yo tenemos una voz muy parecida. Incluso hemos llegado a confundir a nuestra madre. Pero yo le reconozco a él y él a mí.

¿Qué daños hace la Covid en la voz?

Este proceso infeccioso, no solo afecta a nivel de la laringe, lo hace en los pulmones, con tos, sequedad y catarro general, lo que altera las cuerdas vocales. Pensemos que los golpes de tos a nivel de la glotis castigan mucho a las mismas. Puede producirse un edema o un hematoma.

¿La alimentación influye en algo a las cuerdas vocales?

Si, una dieta con poca hidratación, con exceso de sal conduce a una sequedad laríngea y si las cuerdas están secas, no vibran bien y es necesario estar carraspeando constantemente, con los efectos que ello conduce.

¿Las mascarillas perjudican la voz?

Con ellas, la voz mengua, no se proyecta y se apaga. Esto no quiere decir que no debamos y usarlas, en épocas indicadas. La emisión sonora es más floja y nos vemos obligados a levantar mucho más la voz, con lo que volvemos a castigar nuestro aparato fonador.

¿Debería haber una asignatura para enseñar a hablar bien? -no todo el mundo sabe hacerlo con el diafragma-

El ser humano nace sin saber hablar, luego, con la repetición de los sonidos, aprende a hacerlo. Esto no quiere decir que todos lo hagan bien. La foniatría y la logopedia corrigen estos defectos y patologías. Hay personas que cada vez que hablan la lían, ¿no cree? Escuche una sesión de políticos en el Senado o Parlamento, por ejemplo...

En su libro menciona cómo la hormona de la mujer la persigue toda su vida y que incluso puede provocar el deterioro de las cuerdas

En los estudios que hemos efectuado y publicado en nuestro reciente libro titulado “Voces líricas y su influencia por las hormonas”, queda claro que todos los cambios hormonales que sufre el ser humano repercuten en la calidad de su voz. Yo sugeriría que lean el libro y aprenderán mucho. Yo mismo aprendí y me sorprendí de lo que me enseñaron los resultados de mis estudios publicados.

Hay voces que producen química o rechazo de las personas. ¿De qué depende?

Si, totalmente. La entonación, la agudeza con la que hablan, su melodía, sus características conducen a que una voz sea apreciada o rechazada. Hay voces que enamoran, y cuando se las conoce en persona, viene la decepción. Otras que distancian desde el primer momento. Poner cara a una voz es difícil, suele conllevar muchas sorpresas.

¿Sabe detectar a simple vista a un cantante del que no lo es?

Un cantante actual, especialmente de ópera, tiene que poseer un instrumento vocal privilegiado y saberlo usar. Luego viene su elaboración. “Cantar no es chillar” y hoy muchos creen que con forzar la voz logran posicionarse en el mundo musical. A mí me horrorizan. Además, hay que ser buenos actores, tener buen cuerpo, saberse mover y atraer al oyente. Como ve, es un conjunto de factores.

¿Es fácil devolver la voz a alguien que la ha perdido de repente y tiene que salir a escena, a dar un mitin?

Es muy complicado. Esto me ha ocurrido muchas veces cuando he sido requerido a un teatro. Unas, lo he conseguido, otras no. Cuantas veces me han llamado para solventar este problema en el propio escenario. En la mayoría hemos hecho lo posible y hemos intentado salvar el honor.

Habla de cómo el ciclo menstrual puede provocar riesgo en las cuerdas vocales. ¿Eso lo saben las oradoras, los cantantes? ¿Hay algún remedio?

En los estudios que hemos efectuado y publicado en nuestro reciente libro titulado “Voces líricas y su influencia por las hormonas”, queda claro que todos los cambios hormonales que sufre el ser humano repercuten con la calidad de su voz. Yo sugeriría que lean el libro y aprenderán mucho. Yo mismo aprendí y me sorprendí de lo que me enseñaron los resultados de mis estudios publicados.

La edad de la voz

¿Envejece la voz de los cantantes?

Lo hace la de todo el mundo. Es lo que llamamos la presbifonía. Es un proceso natural, nos ocurre a todos. Los cantantes lo acusan mucho más, porque su voz tiene más exigencias.

¿Hay “botox” para conservar nuestra voz joven?

La infiltración con la toxina botulínica, está indicada para los llamados laringoespasmos, las voces espásticas y ciertos procesos neuromusculares. No para devolver juventud vocal. Botox actúa paralizando las fibras musculares, elimina una arruga, bloquea un espasmo muscular, pero no rejuvenece la voz

¿Existe el Do de pecho?

El mal llamado Do de pecho, no pertenece al registro de pecho, sino que en realidad pertenece al registro cabeza. En otras palabras, el Do de pecho es un Do sobreagudo, que corresponde al Do4, una nota difícil de entonar ya que se encuentra fuera de los límites habituales de los cantantes.