MENÚ
lunes 14 octubre 2019
08:32
Actualizado

Sin juegos con la «piratería»

La plataforma Crea Cultura de Atresmedia debatió sobre la propiedad intelectual en la industria del videojuego

  • De izda. a drcha., Arturo Monedero, Yann Fourneau, José María Moreno y Vicente Vallés
    De izda. a drcha., Arturo Monedero, Yann Fourneau, José María Moreno y Vicente Vallés
Madrid.

Tiempo de lectura 2 min.

10 de marzo de 2016. 00:56h

Comentada
Madrid. 10/3/2016

El espacio para el debate sobre la propiedad intelectual tuvo ayer un nuevo escenario de la mano de Atresmedia y Bertelsmann. Crea Cultura, el movimiento que nació para defender y reconocer el valor de la creación cultural desde todos los puntos de vista del grupo de comunicación de San Sebastián de los Reyes, reunió ayer en Madrid a José María Moreno, director general de AEVI (Asociación Española de Videojuegos), Yann Fourneau, vicepresidente de Ventas y Marketing de Gameloft para el sur de Europa, Oriente Medio y África, y Arturo Monedero, cofundador de Delirium Studios, para debatir sobre la propiedad intelectual en los videojuegos.

Vicente Vallés fue el encargado de moderar el debate y, tras bromear con lo poco que conoce el mundo de las consolas y sus juegos, hizo hincapié con sus interlocutores en la consideración de los videojuegos como cultura con letras mayúsculas. «Sí, sin duda; y así lo reconoció el Parlamento de Europa en 2009», aseguró José María Moreno.

- Un gran coste

Arturo Monedero quiso aclarar que, a pesar de que los videojuegos más conocidos son los triple A, los que parecen más violentos, «hay un porcentaje muy alto que no son violentos. Los videojuegos son un contenedor de otras disciplinas artísticas. Se emplean actualmente para su desarrollo diseñadores de moda, fotógrafos y hasta arquitectos». Y las cifras avalan el gran mercado del videojuego, ya que alguno de ellos, según Moreno «cuestan entre 150 y 200 millones de euros y en su desarrollo se contrata a grupos de entre 600 y 3.000 personas durante dos o tres años».

No muy distinto del proceso para hacer una película, el sector de los videojuegos, según el director general de AEVI, genera mil millones anuales, pero se enfrenta, al igual que la música, el cine o las series de televisión, a la lacra de la «piratería». «En España hay 240.000.000 de contenidos “pirateados”, lo que supone un lujo cesante de unos 220.000.000 euros, según los últimos estudios», explicó José María Moreno, que aclaró que eso supone «mucho dinero y muchos puestos de trabajo perdidos, unos 2.000». También supone una merma para los ingresos de la Administración pública en concepto de IVA y Seguridad Social. Los videojuegos son una de las industrias más pujantes de nuestro país, en la que se demuestra la «Marca España» según los ponentes, por el talento, la formación y la percepción internacional. También ha planteado sus demandas a los partidos políticos que estos días negocian para formar Gobierno. «Les demostramos que es una industria seria que mueve mucho dinero y podría crecer exponencialmente en los próximos años, por lo que necesitamos ayuda para que se asiente. Les recordamos que el 40 por ciento de los jugadores son adultos y que tenemos necesidades como el apoyo a los desarrolladores nacionales, más ayudas para el sector, facilidades para el consumo como la bajada del IVA y medidas como en otros países, en los que hay beneficios fiscales», finalizó José María Moreno.

Últimas noticias