MENÚ
viernes 20 septiembre 2019
22:10
Actualizado

La UE suspende a España en tabaquismo y obesidad infantil

El «Informe sobre el Estado de la Salud en la Unión Europea 2017» también alerta del alto consumo de Alcohol entre los jóvenes y de un «uso excesivo» de muchas intervenciones quirúrgicas en España.

  • Las tasas de obesidad y sobrepeso son relativamente altas en España, especialmente entre los adolescentes.
    Las tasas de obesidad y sobrepeso son relativamente altas en España, especialmente entre los adolescentes.
Madrid.

Tiempo de lectura 4 min.

23 de noviembre de 2017. 13:32h

Comentada
Madrid. 23/11/2017

El «Informe sobre el Estado de la Salud en la Unión Europea 2017» suspende a España en consumo de tabaco y en número de niños obesos, que superan a la media europea, mientras que saca sobresaliente en la esperanza de vida, el acceso de los ciudadanos al sistema sanitario y en el número de médicos por cada 1.000 habitantes.

El informe, que ha sido elaborado por la OCDE y el Observatorio Europeo de Sistemas y Políticas de Asistencia Sanitaria en colaboración con la Comisión Europea, fue presentado este jueves en Bruselas.

En comparación con el resto de los países de la UE, este estudio destaca que las tasas de obesidad y sobrepeso son relativamente altas en España, especialmente entre los adolescentes. En 2014, uno de cada seis adultos tenía obesidad frente a uno de cada ocho registrado en 2001.

Según añadió Xavier Prats Monné, director general de Salud y Seguridad Alimentaria de la Comisión Europea, "la tasa de sobrepeso y obesidad entre los adolescentes de 15 años también creció del 16% en 2001 al 20% en 2014, porcentaje mayor que el 18% de la media europea". Además, esta tasa es sustancialmente superior entre los chicos españoles (24%) que entre las chicas (15%).

En cuanto al consumo excesivo de alcohol, el informe señaló que éste es relativamente bajo entre los adultos pero alto entre los adolescentes. Menos de uno de cada diez adultos manifestó un consumo elevado, muy por debajo de la media de la UE que registra uno de cada cinco. En cambio, más del 20% de los adolescentes españoles de 15 años declararon haberse emborrachado más de una vez frente al 25% de la media europea.

En cuanto al tabaquismo, Xavier Prats señaló que "su consumo habitual entre los adultos se redujo del 32% en 2000 al 23% en 2014 pero sigue siendo más elevado que en la UE". Según este informe, en España el porcentaje de hombres fumadores (26%) es mayor que el de mujeres (19%). Las tasas de tabaquismo entre los jóvenes de 15 años también disminuyeron del 28% de 2001 al 9% de 2014.

MAYOR ESPERANZA DE VIDA DE LA UE

Por el contrario, España se sitúa por encima de la media europea en esperanza de vida de 83 años, la más elevada de todos los países europeos e incluso del mundo, al estar sólo por detrás de Japón. El informe de la Comisión Europea también destacó el buen acceso a la atención sanitaria en España y que el número de médicos por cada 1.000 habitantes es mayor que en la media europea (3,8 frente a 3,6 en 2015). En cambio, el de enfermeras está muy por debajo (5,3 por cada 1.000 habitantes frente a 8,4 de la UE).

En cuanto al gasto sanitario per cápita, en España descendió respecto a la media europea con la crisis económica. En cambio, el gasto empezó a aumentar de nuevo en los últimos años y en 2015 gastó 2.374 euros per cápita en atención sanitaria en comparación con los 2.797 euros de media de la UE. Respecto a la mortalidad en España, la mayoría de las muertes se deben a enfermedades cardiovasculares seguidas del cáncer.

Con el fin de obtener una mayor eficacia y sostenibilidad de los sistemas sanitarios de la Unión Europea, Prats Monné afirmó que este informe aconsejó "dar mayor prioridad a la prevención, ya que el 80% del gasto se dedica a las enfermedades crónicas y sólo el 3% a la prevención. Además, hay que reforzar la Atención Integral de las patologías crónicas y la Atención Primaria para evitar el incremento en las urgencias hospitalarias". A todo esto se añade la promoción de los profesionales sanitarios y una mejor información sobre el estado de salud de los pacientes.

El informe también destaca la elevada cobertura sanitaria de la población española pese a que el gasto está por debajo de la media de la Unión Europea, y cómo las reducciones en la cobertura tras la crisis financiera ha propiciado un aumento del gasto directo de los hogares españoles, que "están pagando directamente una proporción cada vez mayor de los servicios sanitarios".

El gasto doméstico en sanidad --que en su mayor parte va destinado a los copagos de los medicamentos, la atención odontológica y la óptica-- representaba el 20 por ciento del gasto sanitario global en España antes de la crisis, pero en 2015 ha vuelto a subir hasta representar el 24 por ciento, "mucho más elevado" que el 15 por ciento de la media europea.

Además, también alerta de un "uso excesivo" de muchas intervenciones quirúrgicas en España, al constatar diferencias regionales "difíciles de justificar sólo por razones clínicas", según Prats.

Últimas noticias

Red de Blogs

Otro blogs