Una administración de Santa Perpètua (Barcelona) vende parte de 2º y un 5º premio

La única administración de Santa Perpètua de Mogoda ha vendido una serie del segundo premio de la Lotería de Navidad, el 12.775 (1.250.000 euros), y también por terminal un décimo del 43.221, un quinto premio dotado con 6.000 euros.

La administración, regentada por sus propietarios, Francisco Flores y Carmen Gordillo, se ha llenado de medios de comunicación una vez se ha conocido que el premio más madrugador de la Lotería, el segundo premio, había tocado en Santa Perpètua, entre otras poblaciones españolas, repartiendo 125.000 euros a cada uno de los diez décimos vendidos. "Nunca habíamos repartido un premio tan grande, y toda la serie la habíamos vendido entre los meses de agosto y septiembre mayoritariamente a habitantes de nuestra población, así que estamos muy contentos", ha explicado Flores.

"Nos ha llamado una de las premiadas y se ha puesto a gritar de alegría cuando ha corroborado que tenía el número ganador; estoy muy contenta y con un cúmulo de emociones", ha asegurado Gordillo. Flores y Gordillo llevan 10 años al frente de esta administración, después de que el padre del primero regentara la misma administración en 1981, y desde entonces solo se había vendido aquí "algún quinto o cuarto premio", asegura Flores.

Desde que se ha sabido la noticia, los curiosos han ido llegando al local, situado en el número 1 de la Calle Lluís Millet de la ciudad, para felicitar a los propietarios, pero los premiados no se han dejado ver por la administración y solamente han llamado algunos por teléfono "muy emocionados".

A lo largo de la mañana, también ha llegado el número premiado impreso que acredita que la administración ha repartido el Segundo Premio, momento en el cual Flores y Gordillo han abierto botellas de cava y han protagonizando la clásica escena de alegría de un 22 de diciembre.

Otra de las imágenes más destacadas que se vive en esta administración ha sido la continua afluencia de ciudadanos que se han acercado al local para comprar lotería de los próximos sorteos.

"Estamos muy contentos de que el premio haya tocado en Santa Perpétua, una ciudad castigada por la crisis, sobre todo en plantas industriales como por ejemplo la de Alstom", ha afirmado Flores, que ha añadido que llama a su hija "meiga"(bruja) por haber asegurado que este año tocaría la Lotería en la administración de su padre.