MENÚ
domingo 18 noviembre 2018
10:43
Actualizado
  • 1

Perros que ayudan a que los niños autistas interactúen

La Fundación Adecco, con el apoyo de Zoetis y Yaracan, ha desarrollado un programa para mejorar la autonomía de menores con TEA o discapacidad intelectual con canes de terapia.

  • Terapias con perros para menores con Trastorno del Espectro Autista o discapacidad intelectual
    Terapias con perros para menores con Trastorno del Espectro Autista o discapacidad intelectual

Tiempo de lectura 4 min.

10 de noviembre de 2018. 01:49h

Comentada
Andrea Arce.  10/11/2018

ETIQUETAS

Para Ariana, una niña de solo cuatro años, los pájaros no volaban y los perros no corrían por la calle. Era como si no existieran. Sin embargo, más tarde conoció a Tango, un Golden Retriever, y a su entrenadora Begoña, lo que hizo que la vida de Ariana cambiase por completo. «Ha conseguido superar sus distracciones y está más atenta a las normas viales. Además, ahora corre en el parque tras las palomas, interactúa con otros perros por la calle y hasta juega con su gatito Blue en casa», comentó satisfecha su madre. Ariana es uno de los 30 niños con Trastorno del Espectro Autista (TEA) o discapacidad intelectual que han participado en un proyecto de la Fundación Adecco, con el apoyo de Yaracan y dentro de los programas impulsados por Zoetis, para mejorar su autonomía y destreza gracias a la terapia asistida con perros.

El objetivo era lograr en ellos un notable progreso en todos los aspectos y una futura inclusión laboral. Todos estos programas se han llevado a cabo con alumnos de los colegios de educación especial C.E.E. Cambrils y Cepri, así como del centro Gatea, especializado en trastornos del espectro autista.

En cada sesión terapéutica han intervenido dos profesionales de Yaracan y dos perros de terapia, junto con un experto del colegio de educación especial.

«Los animales son un recurso de apoyo para trabajar sobre unos objetivos. Lo que consiguen estos perros es aportar estímulo y motivación, estableciendo lazos con las personas afectadas desde el primer momento, y consiguiendo que éstas hagan cosas que antes no eran capaces al trabajar en cinco áreas: emocional, comunicativa, social, cognitiva y psicomotriz», afirma Begoña Morenza, fundadora de Yaracan.

«No existen razas predeterminadas, lo que cuenta es el temperamento del animal, optando por aquellos que son más sociables y dóciles. Ahora bien, los Golden Retreiver cumplen cerca del 80% de los requisitos que ha de reunir un perro de terapia», añade.

Los resultados de los informes de estos tres centros educativos hablan por sí solos: las evoluciones en el área física (mejora de la psicomotricidad y disminución del estrés, entre otros), cognitiva (atención, percepción, memoria, mejora del lenguaje...), emocional (confianza, autoestima...) y social han sido muy evidentes.

«El éxito de estos programas pone de manifiesto la importancia del vínculo entre los seres humanos y los animales, además de la gran aportación de éstos a la sociedad», asegura, por otro lado, Susana González Veiga, directora de Recursos Humanos de Zoetis.

«Los buenos resultados –prosigue la experta– nos refuerzan en nuestro compromiso de contribuir a la generación de cambios relevantes en nuestra sociedad en los que el mundo animal juegue un papel destacable, como es el caso de estos perros de terapia».

«El trasfondo de esta actividad ha sido, precisamente, impactar directamente en el desarrollo emocional, físico y conductual de los niños con discapacidad, de modo que puedan incrementar su autonomía, independencia y estar mejor preparados para el empleo cuando lleguen a la edad adulta, ya que la inclusión laboral es un proceso que debe abordarse desde las edades más tempranas y no cuando la persona cumple la edad para trabajar», recuerda a su vez Francisco Mesonero, director general de la Fundación Adecco.

Últimas noticias