MENÚ
lunes 17 junio 2019
18:35
Actualizado

Prueban un sistema para eliminar bacterias en las piscifactorías

  • Una piscifactoría en la provincia de Zamora
    Una piscifactoría en la provincia de Zamora
Madrid.

Tiempo de lectura 2 min.

15 de diciembre de 2015. 17:35h

Comentada
Madrid. 17/12/2015

Eliminar de las piscifactorías los microorganismos patógenos, es decir, aquellos que causan enfermedades, sin dañar a los peces que habitan en ellas es uno de los dilemas que tiene ocupados a los científicos desde hace un tiempo, y que no es tan fácil de solucionar como podría parecer. En esta línea, el centro tecnológico experto en innovación marina y alimentaria AZTI coordina un proyecto para identificar bacteriófagos -organismos que infectan y destruyen bacterias- que acaben con estos patógenos sin afectar a las comunidades de bacterias ambientales e intestinales en acuicultura, según informa EurekAlert.

Se trata, en concreto, de una investigación financiada por los proyectos LIFE de las Unión Europea y en la que participan, además de AZTI, investigadores de Biopolis S.L. (España), de la Universidad de Aveiro (Portugal) y la empresa Acuicultura Aguacircia (Portugal).

Por ahora, y según EurekAlert, los investigadores han obtenido resultados muy prometedores en los laboratorios, aunque la utilización a escala industrial requiere conocer el impacto ambiental de los bacteriófagos, especialmente en la ecología bacteriana.

Este proyecto, bautizado como Enviphage, trata de abordar esta brecha entre el laboratorio y el tratamiento a escala industrial. Basado en tecnologías genéticas, el proyecto estudiará el efecto de los bacteriófagos en las comunidades de bacterias ambientales e intestinales, dos de los puntos críticos para la utilización de esta tecnología en las piscifactorías.

Si se cumplen las expectativas, los acuicultores dispondrán de una herramienta capaz de eliminar los patógenos de los peces sin consecuencias para el medio ambiente, los peces, los microorganismos y las personas consumidoras. Este avance reduciría enormemente el impacto ambiental de las piscifactorías, a la vez que aumentaría la rentabilidad de las explotaciones, al descender la mortalidad en los estadios iniciales del proceso de cría de los peces.

Últimas noticias