Asia

«Shabú», la droga que te mantiene tres días eufórico y tres deprimido

El "shabú"es una metanfetamina, pero no en la versión conocida en España -un sulfato que se ingiere como "cristal"o "ice"-, sino un clorhidrato que se fuma y cuyos efectos son hasta quince veces más potentes que los de la cocaína, de manera que mantienen hasta tres días eufórico y luego tres dormido.

El "shabú"es una metanfetamina, pero no en la versión conocida en España -un sulfato que se ingiere como "cristal"o "ice"-, sino un clorhidrato que se fuma y cuyos efectos son hasta quince veces más potentes que los de la cocaína, de manera que mantienen hasta tres días eufórico y luego tres dormido.

Así lo han relatado hoy varios mandos policiales al informar de la operación policial en la que han sido arrestadas 42 personas por distribuir esta droga en España -5 de ellas en Murcia-, donde -que se sepa- únicamente la consumen ciudadanos de origen asiático, fundamentalmente filipino.

La Justicia considera que 30 gramos de esta droga es una cantidad "notoria", mientras que para la cocaína esa estimación está estipulada en 750 gramos.

Y no es para menos, ya que si se consume en exceso o en lugar de inhalarse se ingiere pude causar la muerte, según ha advertido el jefe de la Brigada Provincial de la Policía Judicial, José Luis Conde.

El sulfato de metanfetamina se consume habitualmente en España, cortado con determinadas sustancias, como "cristal", "ice"o "hielo". Se deja reposar bajo la lengua para que mezcle con el riego sanguíneo y dé el esperado "subidón".

Sin embargo el clorhidrato de metanfetamina, cortado con otros elementos, se fuma y tiene un efecto mucho mayor: es entre diez y quince veces más potente que la cocaína y dura entre cinco y diez veces más. También es mucho más adictivo.

Y es relativamente barata, teniendo en cuenta el largo efecto que provoca. Su precio en origen es mucho menor que el de la cocaína, aproximadamente la mitad, pero el consumidor final en España paga hasta diez veces más que por la cocaína.

Si una micra de coca se vende entre 5 y 6 euros, por la micra de "shabú"se pagan entre 50 y 150 euros, dependiendo de la cantidad que se pueda ofrecer. Pero su efecto dura varios días.

"El efecto es tal que mantiene hasta tres días despierto y luego tres dormido, con el riesgo de caer en una profunda depresión", han relatado los mandos policiales, que han detallado que los efectos del "shabú"ya se conocían en la Segunda Guerra Mundial, en la que los pilotos japoneses kamikaces lo tomaban para afrontar los vuelos y aguantar lo máximo posible.

Es conocida como "la droga de los pobres"y se consume fundamentalmente en Asia, en ocasiones para afrontar largas jornadas de trabajo.

La operación llevada a cabo ahora en España, que se suma a otra que se realizó en 2011, ha revelado que solo consumen esta droga ciudadanos de origen filipino, aunque los investigadores alertan de sus nocivos efectos, que incluyen alteraciones del ánimo, depresiones y hasta la muerte, por si a algún joven se le ocurre probarla.

Y sobre todo por si la confunde con el "cristal"o "ice"y se ingiere, lo que puede ser letal.

El grupo desarticulado ahora en España "cocinaba"la droga en Nigeria porque allí las sustancias que se necesitan para fabricar "shabú"se pueden conseguir más fácilmente que en otros países.

En ese país, los miembros de las bandas que han caído consultaban a chamanes para saber cuándo debían sacar la droga hacia Togo o Mali, para luego llevarla a Bruselas y desde allí a Barcelona.

Tomaban precauciones "místicas"como llevar una pata de conejo -sacrificado por la causa- al pasar por la aduana para que los policías no viesen la droga.