Vecinos de El Campillo intentan linchar a Bernardo Montoya

Varias personas se han saltado el cordón policial y han perseguido el coche de la Guardia Civil

Vecinos de El Campillo (Huelva) saltan el cordón policial para increpar a Bernardo Montoya/Efe
Vecinos de El Campillo (Huelva) saltan el cordón policial para increpar a Bernardo Montoya/Efe

Vecinos de El Campillo, donde ha sido asesinada la profesora Laura Luelmo, han roto el cordón policial al grito de "asesino"cuando la Guardia civil ha trasladado a Bernardo Montoya a la calle donde vivían el asesino y su víctima.

La Guardia Civil ha trasladado a Bernardo Montoya, el hombre que ha confesado haber matado a la joven profesora Laura Luelmo, a la localidad de El Campillo para hacer una reconstrucción del crimen. Al conocer la noticia, los vecinos de esta pequeña localidad han ido concentrándose cerca de la casa del presunto asesino y de la de su víctima, y han comenzado a gritar "asesino, asesino". Un cordón policial y una lona blanca intentaba impedir que Montoya quedara expuesto. Sin embargo, la indignación y la tensión han ido en aumento y algunos de los concentrados han comenzado a lanzar piedras contra la vivienda mientras gritaban "todos somos Laura".

Algunos de los vecinos han conseguido saltarse el cordón policial y han perseguido el coche policial, incluso uno de ellos se ha subido al capó del vehículo de la Guardia Civil y ha recorrido varios metros golpean la luna delantera.

La Guardia Civil trata de esclarecer las 48 horas que, al menos, Laura Luelmo estuvo retenida contra su voluntad antes de morir de un fuerte golpe en la frente propinado por Bernardo Montoya. Según han explicado a Europa Press fuentes de la investigación, el equipo del Servicio de Criminalística de la Guardia Civil está analizando los restos biológicos y las pruebas halladas.