MENÚ
domingo 18 noviembre 2018
15:22
Actualizado
  • 1

Vizcaya recupera la normalidad tras la tromba de agua

Los bomberos tuvieron que rescatar a algunos vecinos, aunque no provocó daños personales

  • Vecinos y trabajadores de la localidad vizcaína de Muxika limpian los destrozos provocados por la crecida del río Oka
    Vecinos y trabajadores de la localidad vizcaína de Muxika limpian los destrozos provocados por la crecida del río Oka

Tiempo de lectura 4 min.

12 de enero de 2018. 17:26h

Comentada
12/1/2018

La situación en Vizcaya, el territorio más afectado por las inundaciones tras las intensas lluvias registradas ayer en el País Vasco, se ha ido normalizando durante la noche y ha quedado desactivada la fase "0" de emergencia por riesgo de inundaciones.

Tras la tromba de agua que ayer por la tarde desbordó varios ríos de Vizcaya, la lluvia remitió anoche y esta mañana las localidades más afectadas por las inundaciones, como Muxika, deberán comprobar y evaluar los daños, mientras los vecinos se afanan en retirar el lodo y secan sus locales y viviendas, intentando volver a la normalidad.

La lluvia obligó en la tarde de ayer a cortar algunas carreteras, cubrió de agua coches aparcados junto a las cuencas de los ríos y entró en los bajos de viviendas, de donde los bomberos tuvieron que rescatar a algunos vecinos, aunque no provocó daños personales.

A través de una nota de prensa, el Departamento de Seguridad del Gobierno Vasco ha indicado esta mañana que el plan de emergencias se ha desactivado en vista de la previsión meteorológica y de que las lluvias han ido remitiendo a lo largo de la noche, por lo que ha bajado el cauce de las cuencas de los ríos vascos.

Sin embargo, el Gobierno Vasco ha indicado que "se continuará realizando un seguimiento exhaustivo de la cuenca del Zadorra, en relación con los embalses, muy especialmente por parte de la Agencia Vasca del Agua, URA, y la Agencia Vascas de Meteorología, Euskalmet.

Los Bomberos de Vizcaya ayudaban esta mañana con bombas a realizar achiques de agua en lonjas, talleres y garajes de las localidades más afectadas, como Guernica y Muxika. Esta mañana harán un balance de las salidas y actuaciones de anoche.

Además, según ha informado Seguridad, esta mañana la red principal de carreteras está abierta al tráfico y no tiene constancia de la presencia de grandes balsas de agua, aunque recomienda precaución.

La BI-634, a su paso por Gatika, ha permanecido cortada desde la 01.00 horas por el desbordamiento del río Butrón, que ayer alcanzó su techo de caudal con 6.45 metros, aunque ha quedado reabierta al tráfico sobre las 8.30 horas.

La mayoría de las incidencias registradas en Vizcaya, donde los bomberos de la Diputación tuvieron que intervenir para rescatar a varias personas que viajaban en coches particulares por la BI-635 entre Gernika y Muxika al quedar atrapados por las balsas de agua, tuvieron lugar entre las 19.00 y las 20.000 horas y sobre la medianoche.

Durante la noche las lluvias provocaron desprendimientos en la BI-3213, en Herrigoiti, en la BI-3111 a la altura de Maruri, y en la BI-3152 en Bakio, por lo que fueron cortadas al tráfico.

Los ríos, salvo el Butrón, han recuperado su caudal después de que alcanzaran ayer el nivel amarillo los cauces del Oka, a su paso por Muxika, el Asua en Sangroniz, y el Gobela en Getxo.

El alcalde de ese municipio, Aitor Goldaraz, ha afirmado que ayer no hubo ningún tipo de aviso o alerta de lluvias que, en otras ocasiones, permite a las instituciones locales "tomar algunas medidas para evitar daños como avisar para la retirada de coches aparcados en zonas bajas y el desplazamiento del ganado".

Sin embargo, "entre las seis y las siete y media de ayer cayó una tromba de agua impresionante" sin previo aviso.

Efe

Últimas noticias