Las mujeres de Tintín y otros secretos del personaje de Hergé

El escritor belga lo diseñó “como parte de su deseo inconsciente de ser perfecto”

Georges Propor Remi, más conocido como Hergé, fue el creador de las aventuras de Tintín. Tal fue su apego al personaje que hay quien dice que éste no es más que su alter ego, aunque otros lo niegan tajantemente. En cualquier caso, el artista belga se pronunció al respecto una sola vez, confesando en una entrevista que lo diseñó “como parte de su deseo inconsciente de ser perfecto”. Para él, este periodista fue el “héroe” que nunca pudo ser en la vida real. Su primera aparición se publicó a modo de tiras semanales en el suplemento Le Petit Vingtème, el 10 de enero de 1929. No obstante, la primera aventura como libro llegó un año más tarde, cuando el autor tan sólo tenía 21 y apenas saboreaba las primeras dosis de un éxito sin precedentes que le llegaría después.

Muchas incógnitas

La apariencia de Tintín a lo largo de todas las publicaciones apenas cambió. Si bien es cierto que siempre destacó por su carácter valiente y noble, la realidad es que poco se sabe de su vida. Ni siquiera, por ejemplo, su nombre completo, el medio para el que trabaja o sus aficiones personales. Pese a ello, logró tener el suficiente carisma para que estos pequeños detalles fuesen obviados por el gran público.

23 libros completos y uno inacabado

Tras la muerte de Hergé en marzo de 1983, el autor dejó como una de sus últimas voluntades que nadie más publicase los cómics de Tintín. Tanto es así que dejó inacabado Tintín y el arte-alfa, que se lanzó sin terminar en 1986.

  • Tintín en el país de los Soviets | 1930
  • Tintín en el Congo | 1931
  • Tintín en América | 1932
  • Los cigarros del faraón | 1934
  • El loto azul | 1936
  • La oreja rota | 1937
  • La isla negra | 1938
  • El cetro de Ottokar | 1939
  • El cangrejo de las pinzas de oro | 1941
  • La estrella misteriosa | 1942
  • El secreto del unicornio | 1943
  • El tesoro de Rackham el Rojo | 1944
  • Las siete bolas de cristal | 1948
  • El templo del sol | 1949
  • Tintín en el país del oro negro | 1950
  • Objetivo: la Luna | 1953
  • Aterrizaje en la Luna | 1954
  • El asunto tornasol | 1956
  • Stock de coque | 1958
  • Tintín en el Tíbet | 1960
  • Las joyas de la Castafiore | 1963
  • Vuelo 714 para Sidney | 1968
  • Tintín y los pícaros | 1976
  • Tintín y el arte-alfa | 1986

116 lenguas y dialectos

Los cómics alcanzaron tanta fama que su publicación se ha traducido a 116 lenguas y dialectos, incluyendo algunas curiosas como el valón, el tahitiano, el tibetano, el persa, el mongol, el bengalí o el alguerés.

Muy pocas mujeres

No hay casi mujeres en las aventuras de Tintín, mas allá de la Castafiore o Peggy. De hecho, de los 300 personajes identificables en los 24 cómics, tan sólo 25 son femeninos y ninguno de ellos llega a convencer al joven. De ahí que algunos hayan encontrado en este dato una referencia homosexual.

Censura

Tintín ha sido, en muchas ocasiones, víctima de la corrección política. Los editores británicos, por ejemplo, exigieron a Hergé que retirara cualquier referencia a los grupos terroristas sionistas en El país del oro negro. Se trataba de hacer negocio en el floreciente mercado del recién creado Israel. Por su parte, los americanos le obligaron a retocar la edición de El cangrejo de las pinzas de oro porque un capitán blanco y un marinero negro aparecían hablando en la misma viñeta.

Su pelo

Es una de sus señas de identidad, pero el reportero no siempre ha lucido el mismo peinado: durante una persecución en su primera aventura, Tintín en el país de los Soviets, el viento sopló tan fuerte que su pelo adoptó esta forma tan característica. Desde entonces, nunca más se lo cambió.

Un sólo artículo escribió

Pese a ser periodista, sólo escribió un reportaje a lo largo de todos los libros. Ocurre en el interminable viaje hacia el país de los Soviets. En él se ve cómo lo dobla y lo introduce en un sobre, pero nunca lo llega a enviar.

¿De dónde viene el nombre de Milú?

El entrañable fox terrier debe su nombre a una anécdota personal de su creador. Muchos expertos tintinólogos cuentan que un aún desconocido Hergé estaba enamorado de una joven llamada Marie-Lousie Van Cutsem, que le rechazó con bastante crudeza. Este nombre se puede abreviar, en francés, con el término Malou, del que procede Milú.

Hergé apareció en los libros

El creador de Tintín apareció disimuladamente en varias de las historias como un hombre rubio y con una prominente nariz. Pero su implicación fue más allá: tampoco perdió la oportunidad de hacer un cameo en la película El secreto del unicornio.