¿Quieres que un famoso te envíe una felicitación personalizada? Lo tienes a partir de 20 euros

Desde Rudy Fernández a Fonsi Nieto, Thiago a Rosario Mohedano, Rappel o Karina, más de 3000 famosos nacionales e internacionales a tu disposición

Catálogo con más de 3.000 rostros conocidos
Catálogo con más de 3.000 rostros conocidos FOTO: Memmo

La idea es sencilla: todos y todas tenemos algún famoso a quien admiramos, sea por su vida deportiva, por su arte, por considerarlos una inspiración. Por el motivo que sea. Y en algún momento hemos fantaseado con que esa persona nos dirija unas palabras. Ahora es posible gracias a Memmo, una plataforma de saludos de vídeo personalizados.

El sistema es sencillo: vamos a la página de Memmo, seleccionamos la persona que nos inspira de algún modo, se rellenan los datos del destinatario (nombre, motivo de la felicitación y teléfono entre otros datos), se abona la tarifa,a partir de 20 euros y hasta 200 para actores internacionales como Dean Norris, de Breaking Bad) y a los tres días aproximadamente, el destinatario recibe un vídeo en su móvil en el que el o la personalidad elegida, le felicita por su cumpleaños, graduación, boda… Lo que sea.

En total el catálogo incluye más de 3.000 famosos, en áreas como cine y tv, deportes, humor, inspiración, música. Lo interesante es que no solo hay artistas internacionales, sino también nacionales. Por ahora, los más solicitados son Fernando Cayo y Manolo Lama. También existe la posibilidad de recibir una canción dedicada por uno de los 50 músicos en el cartel.

Es cierto, es una oportunidad única para acercarse a una persona que de otro modo jamás tendríamos la oportunidad de conocer. También es verdad que es un regalo original y aunque muchos de los famosos donan sus ingresos a causas solidarias, la realidad es que se trata de un negocio que ya mueve, a nivel global, 100 millones de euros y más de 200.000 vídeos enviados cada año desde 2019, cuando surgió la plataforma. Pero… ¿se trata de una iniciativa a largo plazo? Una vez que los famosos e influencers se den cuenta del mercado, nada les impide hacerlo por su cuenta. También es una realidad que faltan ya no personajes, sino sectores completos, como escritores, personalidades vinculadas al mundo de la ciencia y la tecnología, artistas más allá de la música y una sección para el público infantil a la que sí puede seducir tener modelos a los que imitar, como su escritor favorito, quien pone la voz a su película preferida o un dibujante que muestre el proceso de creación del personaje por quien siente debilidad.