Osoigo, la web que reinventa el mitin político

Entrevista a Eneko Aguirre, CEO de la empresa que ha permitido a los votantes interpelar de forma directa a sus políticos

  • Eneko Aguirre, CEO de Osoigo
    Eneko Aguirre, CEO de Osoigo
Madrid.

Tiempo de lectura 8 min.

20 de febrero de 2018. 07:17h

Comentada
Ernesto Villar Madrid. 20/2/2018

Los políticos se asoman cada día a Facebook y, sobre todo, a Twitter. Lo hacen con la esperanza de poder trasladar su mensaje pero con poco entusiasmo a la hora de establecer una interacción real con el votante que está al otro lado. El receptor debe comprar el producto -o no- pero sin preguntar por el precio, la calidad o la fecha de caducidad. Bajo esta constatación, un emprendedor guipuzcoano ha puesto en marcha Osoigo.com, una web que empuja a los políticos a establecer una relación más directa y sincera con el ciudadano.

El proyecto, de momento, está funcionando. Hasta ahora, más de 700 políticos de cerca de 300 partidos han respondido a las preguntas de los ciudadanos. Con las elecciones municipales y autonómicas en el horizonte lo mejor está por llegar, según afirma en esta entrevista con larazon.es el CEO de la empresa, Eneko Aguirre.

Pregunta: ¿Cómo surge la idea de poner en marcha esta iniciativa? ¿Quién está detrás?

Respuesta: El proyecto nace dentro de Garoa, un laboratorio cultural con dos librerías (actualmente sigue abierta una) y uno de los agentes culturales clave de Gipuzkoa. El proyecto está liderado por Eneko Aguirre, socio de Garoa y CEO de Osoigo.com. Osoigo nace como un experimento. En una pequeña agencia de comunicación que teníamos dentro de Garoa y en la antesala de las elecciones al Parlamento Europeo de mayo de 2014, detectamos una necesidad. Dábamos servicio a varios políticos en comunicación, y veíamos que todos ellos apostaban por Facebook y Twitter. El 90% de los políticos apostaban de forma exclusiva por estas dos herramientas para comunicarse con los ciudadanos. En cambio, la gran mayoría de los ciudadanos no veían efectiva la comunicación mediante estas dos plataformas. Las veían, y las siguen viendo, como entornos controlados, con contenido totalmente exclusivo de campaña, herramientas unidireccionales y lo que es más preocupante, si el ciudadano pregunta utilizando estas dos redes sociales, en ninguna de las dos plataformas te puedes asegurar que el político te responda. Aquí estaba nuestra gran oportunidad: así que nos disponemos a crear una página web donde los ciudadanos pudiesen realizar preguntas a los políticos que se habían registrado en el portal con la condición previa de que aceptaban responder todas las preguntas que recibiesen.

P: ¿Cómo funciona la iniciativa?

R. El funcionamiento es muy simple. Cualquier ciudadano o asociación puede dirigir una pregunta a un político o una cámara. Si en 10 días consigue el número de apoyos exigido (en los casos de los políticos el número de apoyos lo establece el propio político, en el caso de las cámaras lo establece Osoigo) la pregunta es enviada al político para que la responda. Así de simple.

P: A día de hoy participan 704 políticos de 284 partidos. ¿En qué formaciones han encontrado mejor acogida? ¿Cuáles se han mostrado más reacias?

R: Arrancamos el proyecto con políticos de los principales 9 partidos políticos. Teníamos claro que el proyecto tenía que ser transversal y apartidista. Si se negaran a participar 2 o 3 partidos políticos, no hubiésemos arrancado con el proyecto. Esto lo teníamos claro. Cuando decimos que participan 704 políticos de 284 organizaciones políticas, es por el interés de los políticos a título individual. Independientemente de las intenciones de los partidos en participar, la gran ventaja que tenemos en Osoigo es que el propio político ha contactado con nosotros para abrirse una cuenta. La decisión en la mayoría de los casos es personal, y esto nos da muchísima libertad.

P: Y en cuanto a los políticos, dígame el nombre del más activo... Y el de alguno de los más remolones

R: Sí tenemos que decir un caso de éxito y que realmente haya apostado por la herramienta, esa ha sido Cristina Cifuentes y su equipo. Cristina Cifuentes apostó plenamente por Osoigo desde sus inicios, también fuimos una herramienta clave en su campaña electoral online y todavía sigue respondiendo preguntas de los ciudadanos. Nos sentimos orgullosos de ello. Y remolones... pues hay algunos, no nos vamos a engañar. Pero no culparía a los políticos sino a sus equipos de comunicación. Tenemos desgraciadamente políticos que no saben ni ellos por qué participan en Osoigo. Ha sido una decisión del equipo de comunicación o de campaña crearles el perfil, y son estos los políticos que más nos cuesta conseguir respuestas. Cuando la decisión de participar no ha sido una decisión personal, sino impuesta o propuesta por su equipo, la relación con ellos es muy distinta.

P: El proyecto está concebido como una relación de doble sentido políticos-ciudadanos. Pero, en la práctica, ¿los primeros lo hacen porque piensan que no tienen más remedio o porque creen en esta plataforma para estar más próximos a los votantes?

R: Te voy a responder con los dos ejemplos mencionados anteriormente. No creo que Cristina Cifuentes tenga ninguna necesidad de visibilidad o de utilizar Osoigo para estar próximo a sus votantes, pero apostaron por nuestro proyecto. Entendieron perfectamente el valor y el objetivo que buscábamos. Lo mismo puedo decir por ejemplo del grupo parlamentario de Podemos Madrid. Se han sumado todos los parlamentarios a Osoigo, y no creo que para ellos sea esencial hacerlo. Ven que Osoigo mueve miles de ciudadanos que realizan preguntas interesantes, y se animan a dialogar con ellos. Es una decisión personal pero también conlleva a otros políticos a funcionar de otra forma. Siempre pongo el mismo ejemplo. Anteriormente, era el político el que decidía el día y la hora para ir a dar el mitin a la plaza del pueblo. Con el nuevo paradigma digital, en lugar de ser el político el que pone lugar y hora, es el ciudadano el que decide en qué plaza va a escuchar el mitin y el momento. Y el político no tiene otra opción de acudir a ese escenario digital. Las plazas ya no las eligen los políticos, sino los ciudadanos.

R: ¿Cuáles son los temas o áreas que suscitan más preguntas?

P: Sanidad, Educación, Empleo y digamos que derechos civiles en su significado más amplio. Recibimos muchas preguntas de ciudadanos y asociaciones que explican su caso personal y buscan un receptor que atienda y comprenda su situación. Muchas veces no son preguntas, son casos en los que el ciudadano busca un folio en blanco para explicar lo mejor posible su situación y hacérselo llegar al político.

P: Dentro de un año habrá elecciones municipales y autonómicas, y es de prever que a los políticos les entrará la "fiebre" de mostrarse próximos al ciudadanos. ¿Auguran un aumento importante de la actividad de su página?

R: Aunque no debería ser así, esperamos un aumento exponencial cuando empiece a haber los primeros candidatos y entremos en precampaña. Somos muy conscientes de que el año 2019 es clave para Osoigo. El año 2019 vuelve a ser un año muy electoral y ya nos estamos preparando para ello.

P: ¿Qué aporta su proyecto respecto a otros del estilo de Change.org?

R: Amamos Change.org por todo lo que han conseguido. Pero Osoigo es diferente. Osoigo es un portal de diálogo con políticos. Por ahora con 700. Nosotros ponemos el foco, empezando por el mismo nombre de “os oigo”, sobre los políticos. Animamos a los políticos a dar un paso adelante hacia el diálogo. No queremos que la ciudadanía se pegue contra una pared. Queremos que las preguntas tengan una respuesta. Aquí está nuestro activo más importante. Ojalá tengamos la capacidad de cumplir el gran objetivo que tenemos: que todos los políticos de España participen en Osoigo y que se pueda preguntar directamente a cualquier cargo político sin filtros ¿Os lo imagináis?

P: El ciudadano puede lanzar sus preguntas a un político, pero ¿qué garantías tiene de que éste le responda?

R: Muchas. La primera y la más importante es que todos los políticos se han dado de alta voluntariamente en el portal siguiendo el proceso de registro. Lo que sí tenemos que mejorar son los tiempos de respuesta. Hay políticos que según su carga de trabajo se demoran en responder. Es un punto que tenemos que mejorar, pero la respuestas llegan.

P: Sinceramente, ¿cuánto cree que hay de impostado y de oportunista en la participación de los políticos? ¿Cree que ven esta plataforma como una oportunidad de acercarse al ciudadano? Si no lo hacen, quizás sea un error...

R: A día de hoy ya no nos preocupa. Ojalá Osoigo tenga la autoridad suficiente para obligar a todos los políticos a participar. Realmente, y si nos centramos en nuestro objetivo final, que es que la ciudadanía pueda ser atendida y tener respuestas directas de los políticos, nos da igual que lo hagan motivados por nuestro objetivo o porque ven que su principal rival en la oposición lo está utilizando. Habrá de todo, pero lo que realmente nos preocupa es que lo utilicen y den respuestas de valor a las peticiones ciudadanas.

P: Como impulsor de este proyecto, ¿defiende la implantación de las listas abiertas? ¿Es Osoigo una demostración de que deben aplicarse ya?

R: Defendemos las listas abiertas, aunque también somos conscientes que tenemos mucho camino por recorrer. Provenimos de un escenario en el cual hace no muchos años se realizaban listas teniendo en cuenta el orden alfabético (habla de la elaboración de las listas al Senado hasta el año 2011). Vemos esencial que previamente se trabaje para hacer entender y explicar las instituciones y sus funciones al ciudadano. Fortalecer la cultura política y participativa. Fortalezcamos primero el conocimiento político para llegar a un buen uso y aplicación de listas abiertas efectivas.

Últimas noticias

Red de Blogs

Otro blogs