La Academia de Televisión condena las agresiones sufridas por reporteros y cámaras en las caceroladas

Ante sucesos producidos en caceroladas contra el Gobierno, la Academia ha emitido un comunicado en el que denuncian los hechos y piden a la sociedad “respeto hacia la libertad de Prensa”

Durante los últimos días, varias ciudades de España han visto sus calles repletas de personas protestando contra el Gobierno. Manifestaciones y caceroladas que han dado lugar a numerosas imágenes y situaciones que han revolucionado las redes sociales. Sin embargo, y desgraciadamente, algunos profesionales de la información se han visto afectados en estas situaciones. Una serie de agresiones que no se deben dejar pasar, si se producen a personas cuyo único trabajo es el informativo y el de trasladar la realidad al resto de la población. Ante esto, la Academia de las Ciencias y las Artes de Televisión ha enviado un comunicado para pronunciarse al respecto.

La Academia “lamenta profundamente y condena las agresiones sufridas por los profesionales de la información en algunas caceroladas callejeras de Madrid y Zaragoza, que durante los últimos días se han realizado en estas ciudades para protestar contra el Gobierno por la gestión de la pandemia y contra las fases del estado de alarma”, reza dicho comunicado.

Y especifican por qué denuncian estos casos: “En Zaragoza, mientras el reportero gráfico grababa las imágenes, algunos de los manifestantes se acercaron, sin respetar la distancia de seguridad, para situarse delante de la cámara e impedir la grabación al tiempo que profirieron insultos personales contra los profesionales de la información de Aragón”, explican en el comunicado. Mientras, “en Vallecas (Madrid), un grupo de personas agredió a un reportero además de golpear la cámara”.

Ante ambos sucesos, la Academia ha emitido un comunicado con el fin de “expresar nuestra solidaridad con los compañeros agredidos y reiteramos nuestro compromiso con los profesionales de la información para el libre ejercicio de su trabajo en todas las coberturas informativas”. Asimismo, se han referido a la población para pedir “respetar la libertad de Prensa y el derecho a la información de los ciudadanos y, especialmente, los valores cívicos y democráticos que han afianzado nuestra convivencia en las últimas décadas”, concluye.