Toros

Reaparece Roca Rey sin perder su sitio junto a un espectacular Ventura y un dubitativo Aguado

Hoy es el turno de Morante y Finito de Córdoba en su aniversario

El diestro Roca Rey da un pase con la muleta al primero de su lote, durante la seguna corrida de la Feria de Córdoba celebrada este sábado en la capital andaluza. EFE /Salas
El diestro Roca Rey da un pase con la muleta al primero de su lote, durante la seguna corrida de la Feria de Córdoba celebrada este sábado en la capital andaluza. EFE /SalasSalasEFE

Dos años más tarde, tras el parón forzoso de los Sanfermines de 2019, Roca Rey ha vuelto a trenzar un paseíllo en la España taurina, y no ha perdido el sitio. Ese que le permite pisar terrenos complicados frente al toro de manera natural gracias a un valor sordo del que no se echa cuentas el peruano. En el Coso de los Califas había muchas ganas de toros. El limeño frente a una discreta corrida de Núñez del Cuvillo, con poco fondo y fuerzas justas, dejó fluir su toreo, largo, poderoso y mandón. En especial con el remiendo de Parladé, que sustituyó al titular por un golpe en el burladero, con una faena honda que empezó y acabó con un homenaje manoletista, donde destacó algún natural de cartel.

Quien tampoco ha perdido su sitio es Diego Ventura con su toreo a caballo estruendoso y de conexión directa con el público que le valió una oreja en su primero, que tal vez hubiera sido doble con un presidente menos concienzudo. Pablo Aguado, por contra busca su sitio, su capote de mano alta, sus inicios brillantes se sumergen en dubitativas composiciones donde domina la plástica y poco la hondura.