La cuenta bloqueada por Twitter no era de Morante, sino de un seguidor suyo

El propio torero todavía no se ha manifestado al respecto

Morante pone un par de banderillas al cuarto toro en Algeciras
Morante pone un par de banderillas al cuarto toro en AlgecirasEva Morales

La cuenta que Twitter bloqueó el domingo pasado por difundir dos vídeos de Morante de la Puebla toreando en Algeciras (Cádiz) no es la oficial del torero sevillano, sino de un seguidor suyo encargado de publicar informaciones sobre su día y día, y de los festejos taurinos en los que actúa. Firmada como “@Moranteinfo”, esta cuenta no pertenece, por tanto, al torero, como informó erróneamente Efe en una noticia distribuida este domingo.

El motivo de la suspensión temporal por parte de esta red social es que estos contenidos (un momento de la faena a muleta y un tercio de banderillas) incumplían, según Twitter, varias de sus reglas, concretamente la que prohíbe publicar contenido multimedia que muestre “escenas sangrientas gratuitas”.

“No puedes compartir contenido multimedia excesivamente gráfico (p. ej. heridas graves, torturas...) La exposición a escenas sangrientas puede ser perjudicial, especialmente si el contenido se publica con la intención de provocar deleite en la crueldad o por placer sádico”, señala Twitter.

La propia cuenta del seguidor fue la encargada de divulgar lo que había ocurrido con un mensaje en el que señalaba “la libertad en este país no existe. Basta ya”, acompañado también de un pantallazo con los motivos por los que esta red social le ha bloqueado temporalmente su cuenta.

Después de que el torero no haya querido hacer manifestaciones al respecto, ha sido la Fundación Toro de Lidia, su portavoz Chapu Apaolaza, el que se ha encargado de criticar esta acción por parte de una red social, con la que “se lesiona la libertad de acceso a la cultura y se censura un espectáculo que es legal y está protegido por ley en España”.

Para Apaolaza lo importante no es quién es el titular de la cuenta, sino las razones de la censura y la explicación de la misma: “Da igual si se está censurando la cuenta de un torero o un aficionado, lo relevante aquí es la forma en la que se lesiona su libertad de expresarse según la diversidad cultural que hay en España”.