Gastronomía

Vámonos todos a México, quedándonos en casa

Estos días del COVID_19, vamos de tour, con música, receta y película para la tarde .

Ciudad de México
Ciudad de México

Hoy nos vamos a la Ciudad de México, una de las urbes más fascinantes del planeta, por su enormidad, por sus contrastes, por sus colores, sus sabores y por su gente. México es apasionante.

Hagamos un viaje a la inmensa capital, metámonos hasta lo más profundo del alma mexicana y visitemos una casa que te fascinará. La Casa Azul, pero no te vayas aun a buscarla a internet, yo te llevaré. Lo primero e importante: sube el audio de tu ordenador, móvil o el dispositivo desde el que estás leyendo y escucha: “la Bruja”, y a la vez, con esta música de fondo, caminemos por la Casa Azul de Frida Kahlo en Coyoacán”. Después regresa aquí y escucha la música de José Alfredo Jiménez , que te hará sentir la verdadera pasión mexicana, y a golpe de rancheras, vámonos con Diego Rivera, quién protagonizó el movimiento muralista en México. Un artista al que le había influido el movimiento renacentista italiano, entre otros, convirtiéndose en el portavoz de la lucha de clases. Rivera compartió su vida con varias mujeres, entre ellas Frida Kahlo .

Como ya estamos metidos de lleno en ese México profundo, ahora toca ir a la cocina, y prepararnos una buena sopa a la mexicana, un guacamole, unas sincronizadas o lo que se tercie.

La sopa que hacía mi abuelita Maria Luisa.

Sopa de fideos.

Sopa de fideos mexicana
Sopa de fideos mexicana

Ingredientes: para 4 comensales

Fideos los más finos (1/4 de un paquete normal) tomates (2) , cebolla (1/2), un diente de ajo, perejil , aceite de oliva o girasol, agua, sal y avecrem.

Se doran un poco los fideos, cuando empiezan a tener color, se escurre el exceso de aceite y se apartan.

Se muelen con la licuadora o minipimer , todos los demás ingredientes agregando agua.

Este caldillo se pone a freír en una cazuela con un poco de aceite, cuando empiece a hervir se pone una pastilla de avecrem, las hojas del perejil y se deja hervir. Se prueba para verificar el punto de sal y cuando está sazonada se apaga, se meten los fideos que tenemos reservados, se tapa 5 minutos y a la mesa.

Sobre los sabores mexicanos podríamos estarnos horas enteras. La comida mexicana transporta a la felicidad. Un buen guacamole, un pozole, un menudo, unos tacos al pastor... no sigo porque como siga...

Pero la comida no es solo para comérsela, sino también para aprender parte de la cultura...

Instantáneamente me siento recorriendo la Avenida de los Insurgentes en la Ciudad de México, con mi tía Norma y mi prima Mony, después de una noche de rock en español en el bar de Enrique Guzmán. Cantábamos sus canciones, no se nos escapaba una, salíamos felices y hambrientas y ya en el parking, las conversaciones se convertían en la descripción de los platos que eligiríamos para terminar otra noche genial. ¿Pozole o menudo? ¿tamales y atole? o los dos.... no combinan, pero que ricos están. Mi elección por lo general era menudo y un tamal, era imposible no comer lo salado y lo picante con lo dulce, ah! y no podía faltar un atole de fresa. Esta combinación quien la lea dirá ¡vaya locura!, lo sé, pero no me importaba.

Pozole
Pozole

El emperador Moctezuma disfrutaba del Pozole ofrendado al dios Xipe Tótec.

Su nombre, de origen náhuatl, significa ‘espuma’, porque se prepara con granos de un maíz especial llamado cacahuazintle, que durante dos horas se precoce en una solución de agua con calcio, de este modo los granos de maíz pierden la cáscara fibrosa que los cubre y cuando hierven se abren como flor, lo cual les da una apariencia de espuma. Una vez listo, el maíz se agrega a una caldo con pollo o cerdo deshebrado, que se adereza con lechuga, cebolla, orégano, limón, rábano, chile y tortillas tostadas.

De México me quedo también, con el mole poblano con pollo y ajonjoli y con los tacos al pastor.

Os dejo que voy a preparar la comida.....

He vuelto. Para finalizar el viajazo a México, solo tengo que darle un click a la película de Cantinflas: Si yo fuera diputado.

¡Buen viaje a México y que les vaya bonito!

Tacos al pastor
Imagen: Alfonso Romay
Tacos al pastor Imagen: Alfonso Romay