Plaza del Pilar
Plaza del PilarFotografía Maica Rivera

Zaragoza, un recorrido cultural a través de sus museos

Por sus interesantes museos la capital aragonesa es capaz de trasladarnos a épocas pretéritas.

«El sueño de la razón produce monstruos» es uno de los grabados más célebres de Francisco José de Goya y Lucientes, cuyo significado resume para muchos la esencia del Siglo de las Luces: inculcar a la sociedad un espíritu crítico y cultural. Zaragoza asumió como propia esa reflexión, por lo que, más allá de la belleza de sus emblemáticos edificios y lo especial de sus transitadas calles, la capital aragonesa es hoy, también, sinónimo de cultura.

Museo Goya, un refugio para el arte

Ubicado en un imponente palacio del Renacimiento zaragozano, el Museo Goya fue, en sus inicios, propiedad de Jerónimo Cósida y su esposa, Violante de Albión, dos representantes de la nobleza aragonesa. Sede de la Capitanía General durante la Guerra de Independencia, albergó, más tarde, la Escuela de Música, la Filmoteca y el Museo de Humanidades Camón Aznar, hasta que en 1976 fue adquirido por Ibercaja para destinarlo a su Obra Social. En 2015, abrió sus puertas convertido ya en el museo que nos sumerge por completo en la pintura del artista.

Museo Goya FOTO: Fotografía Maica Rivera

Pasear por este museo se convierte en un inolvidable camino que nos muestra los pensamientos del maestro y la manera, tan singular, de concebir la pintura y reflejar la realidad que él mismo vivió. Siendo el único museo que expone de forma permanente la colección completa de sus aclamados grabados, exhibe, de igual manera, reconocidas pinturas del personaje más ilustre de Fuendetodos —de las que podríamos destacar su primer Autorretrato, caracterizado por su gran realismo, o el El dos de mayo de 1808, reflejando con una maestría inigualable el dramatismo y la tensión de los sucesos—. En este espacio, pueden contemplarse, además de una gran variedad de exposiciones temporales, los cuadros de pintores previos que influyeron a Goya, así como las obras de otros que siguieron e imitaron al genuino artista, mostrando, de la mejor manera posible, la importancia de su legado: un legado histórico, único e incomparable.

La ruta de Caesaraugusta, un itinerario para descubrir el pasado romano de la ciudad

Con el privilegio de ser la única ciudad en ostentar el nombre completo del emperador, Caesar Augusto, se estima que fue fundada en el año 14 a.C. La historia milenaria de Zaragoza nos lleva, por tanto, a sus museos romanos, un recorrido para conocer el centro político y los edificios más significativos de la urbe romana y para transportarnos, de una forma fascinante, a las áreas en las que se desarrollaba la actividad comercial, económica, política y social, cultural y religiosa. Destacan, a parte de los museos del Puerto Fluvial y las Termas Públicas —en la que puede verse la piscina porticada de diez metros—, el Foro, ubicado en el subsuelo de la actual plaza de La Seo y que alberga los restos arqueológicos de tiempos de Augusto y Tiberio; y el Teatro Romano, cuyo museo se inauguró en 2003 y que fue, desde que acabara su construcción en el siglo I con el emperador Claudio, uno de los teatros más grandes de Hispania.

Por sus interesantes museos y por la cultura que la envuelve, Zaragoza es, en definitiva, un destino de viaje único capaz de trasladarnos a épocas pretéritas: con los restos de su pasado más antiguo y con las obras de uno de los pintores más reconocidos de toda la historia del arte, por citar solo dos ejemplos de la inmensa oferta cultural que ofrece la maravillosa capital aragonesa.