• 1

Entre los farallones del sur de Tailandia

  • Farallones calizos en el sur de Tailandia.
    Farallones calizos en el sur de Tailandia. / Marino Holgado
  • Paisaje en la playa de Railay, Tailandia.
    Paisaje en la playa de Railay, Tailandia. / Marino Holgado

Tiempo de lectura 2 min.

19 de junio de 2014. 09:03h

Comentada
Marino Holgado.  25/6/2014

Un metro cada 5000 años. Es la erosión que producen las olas en los farallones de roca caliza del sur de Tailandia. Un proceso que comenzó hace 20.000 años y que nos ha dejado uno de los paisajes más característicos de la bahía de Phang Nga y de la provincia de Krabi. Las caprichosas formas de estos bloques calizos que se "clavan" en el mar o forman anárquicos acantilados en la costa es la imagen que acompañará al viajero que se acerque a esta zona de sureste de Asia. Es lo que los geólogos llaman un paisaje cárstico anegado.

Ha pasado mucho tiempo desde que en 1974 una película de James Bond diera fama mundial a estos caprichosos pináculos de caliza. En "El hombre de las pistolas de oro" una isla de esta bahía tailandesa servía de escenario para el refugio del malvado, imprescindible en todos los episodios de la saga. Fue Ko Khao Phing Kan la isla elegida, pero sus paisajes se repiten por toda la zona, también en la provincia de Krabi.

Desde la ciudad de Krabi una lancha acerca a los viajeros hasta la península de Railay (o Rai Leh), una pequeña lengua de tierra que se introduce en el mar de Andamán. Dos colinas cársticas de unos 150 metros cubiertas de vegetación protegen sus tres playas. El viajero que quiera descansar de su viaje por Tailandia habrá llegado a un lugar adecuado. Pero quien llegue deseoso de actividad, también. Railay es uno de los lugares clásicos para hacer escalada en los farallones de caliza. También se puede bucear, hacer senderismo, remar en kayak o hacer excursiones a rincones cercanos en las típicas canoas de popa larga. Para alojarse dispone de muchas alternativas, desde el lujoso Rayavadee Hotel hasta opciones mucho más asequibles.

Más lejos, a algo más de dos horas en barco desde Krabi, están las islas Phi Phi, un destino mítico para el turista joven ávido de experiencias juerguistas. Un lugar que puede acabar muriendo de su propio éxito. Y desde aquí, otra travesía similar llevará al viajero a la popular Phuket, destino de muchos españoles.

Sólo el pasado mes de abril, 8337 españoles visitaron Tailandia, un 47 por ciento más que en el mismo mes del pasado año. Son datos del Ministerio de Turismo tailandés. Una tendencia al alza que seguramente continuará este verano, sin verse afectada por la inestabilidad política vivida por el "país de la sonrisa" en las últimas semanas. Los operadores turísticos confían en ello y Thai Airways introduce desde este 16 de junio una frecuencia más en la ruta directa entre Madrid y Bangkok. Habrá, de esta forma, cuatro vuelos semanales: lunes, martes, jueves y sábados. Tailandia sigue ahí, a doce horas de vuelo.

Últimas noticias

Red de Blogs

Otro blogs